Protección al Comprador Garantía de Autenticidad ¿Por qué Chrono24? México  | MXN
Iniciar sesiónIniciar sesión

Los relojes como inversión: ¿mantienen su valor con los años?

Robert-Jan Broer
19.04.2017
Compartir artículo:
Audemars Piguet Royal Oak Jumbo
Robert-Jan Broer
19.04.2017

 

Fue una muy buena idea comprar acciones de Microsoft por 10 000 $ en los años ochenta, y está bien tenerlas aún hoy (o haberlas vendido en aquel punto álgido de diciembre de 1999). También fue inteligente comprar un par de Rolex Daytona por la misma cantidad de dinero en los años ochenta, cuando nadie los quería. Yo a veces sueño con haber hecho alguna de las dos cosas, sobre todo haber invertido dinero en Microsoft en los años ochenta… le compraría un par de relojes vintage Daytona de carga manual y todavía me quedaría algo de cambio.

Vamos a poner punto y final a la conversación de los relojes como “inversión”. Una pregunta mejor es si un reloj puede, al menos, conservar su valor. Solo algunos de nosotros podemos decir que somos el primer propietario de un Rolex Daytona de 1970 o de un Submariner con cristal plexi y caja completa. La mayoría de nosotros compró en algún momento de los últimos 10-15 años uno de estos relojes vintage porque se consideran de nuevo atractivos.

 

Rolex

 
Una pregunta que recibimos a menudo es qué relojes conservarán su valor en los próximos años. Si hablamos de los relojes modernos, es una pregunta difícil de contestar, ya que la obvia casa relojera de Ginebra produce muchos más relojes ahora que en el pasado y, por supuesto, con materiales modernos como la cerámica, el zafiro, el silicio, etc. Por lo tanto, además de que no son tan exclusivos en términos de números de producción, su apariencia también se mantendrá igual en las próximas décadas, mientras que los Rolex vintage estos días ganan parte de su atractivo por el hecho de haber envejecido muy bien, adquiriendo esas fascinantes esferas marrones, biseles en gris descolorido y cristales de plástico de aumento.

Dicho esto, un Rolex de acero inoxidable podría ser una apuesta segura ya que la casa de Ginebra aumenta sus precios anualmente y, en consecuencia, también suben de inmediato los precios de sus relojes de segunda mano. Así que después de unos pocos años, en lugar de perder dinero, verá que el valor de su Rolex está a la par o tal vez incluso por encima del precio que pagó por él cuando era nuevo.

 

Relojes de edición limitada

Hay un mundo entero además de Rolex, por supuesto, y Rolex no es el mejor ejemplo para comparar con otras marcas. Si usted no tiene un interés especial en los relojes de esta firma, es posible que desee centrarse en un reloj del que se haya producido un número limitado de ejemplares. Un reloj que sea algo exclusivo tendrá una mayor oportunidad de conservar su valor, aunque los modelos que son realmente exclusivos podrían tener que hacer frente al hecho de que algo su propia notoriedad también puede apagar el deseo del comprador o generar incluso rechazo por ser tan conocidos. Sin embargo, un reloj que se haya fabricado en pequeñas series podría ser una compra interesante. Algunos relojes denominados como “edición limitada” pueden tener mucho éxito entre los coleccionistas de esa marca.

 

 
Se sabe que los relojes con una producción limitada (pero que no constituyen una edición limitada específicamente) como el Audemars Piguet Royal Oak 15202 o el Patek Philippe Nautilus 5711/1A tienen un valor de reventa muy fuerte, especialmente pasado el tiempo. Incluso los modelos usados recientes (5-10 años) podrían tener un valor de mercado más alto que el precio original. Es muy probable que estos precios incluso suban en el futuro.

 

Relojes vintage

Con respecto a los relojes vintage, se dará cuenta de que los precios son relativamente altos para aquellos con modelos específicos cuya demanda supera la oferta. Los relojes cronógrafo basados ​en el calibre Valjoux 72, por ejemplo, están obteniendo precios altos gracias a la popularidad de ese movimiento entre los coleccionistas, y no por la marca que muestran en la esfera. Tenga en cuenta que la condición (técnica) de un reloj es muy importante, además de su autenticidad. Hoy en día cualquiera puede buscar en internet los precios de los relojes en Chrono24, eBay o incluso en los resultados de las casas de subastas y de inmediato creer que el reloj que él o ella ha encontrado en una caja del desván vale exactamente lo mismo.

 

 
Que un reloj sea vintage no significa automáticamente que valga más que el oro. La autenticidad es extremadamente importante para los coleccionistas, y si un relojero incompetente ha cambiado el dial, las partes del movimiento, las agujas, etc. del reloj en algún momento de las últimas décadas por una pieza no original, puede llegar a perder su valor, en el peor de los casos. No solo necesitará demasiado dinero para invertir en un reloj así y hacerlo “valioso” de nuevo, en muchos casos también será simplemente imposible comprar elementos originales.

En el lado positivo, los relojes vintage están más en demanda que nunca. Si nos encontramos en el mercado de relojes con precios que pueden parecer un poco extremos por un reloj normal —digamos que no se trata de un Breitling u Omega vintage— podrían ser una gasto necesario en ese caso concreto porque el reloj es auténtico y tal vez incluso se vende con la caja y los papeles. En este caso es posible que desee considerar la compra de todos modos. Con el interés actual en los relojes de segunda mano y, especialmente, vintage, probablemente alcanzará un precio más alto en unos meses o años a partir de la compra, de todos modos. Algunas personas opinamos que es más inteligente aceptar un precio más alto y por lo menos tener el reloj que nos inspira, que descubrir en un par de años que se ha convertido en un modelo imposible de encontrar o pagar.

Bien esté buscando un reloj vintage o un reloj que solo tuvo una producción limitada, asegúrese de informarse sobre el tema. Convertirse en un experto en la materia para retener la inversión inicial en un reloj debería ser una prioridad para todo coleccionista.

Artículos seleccionados

01.12.2016 de
Seguir leyendo
30.11.2016 de
Seguir leyendo