Iniciar sesiónIniciar sesión
4,763 relojes para "

Rolex Daytona

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Rolex Daytona 116505 18k rose gold black dial Rolex Daytona 116505 18k rose gold black dial MX$ 543,793

También le podría interesar:

Consiga su nuevo reloj Moritz Grossmann directamente del fabricante.
Descubra más

De cero a cien con el Rolex Daytona

El Daytona es el cronógrafo más prestigioso de la casa Rolex. Este deportivo reloj es un icono de la capacidad creativa suiza, codiciado por los amantes de la relojería. Entre ellos, el actor Paul Newman, el auténtico embajador de los Daytona.

Lo más destacado del Rolex Daytona

  • El cronógrafo icono de la relojería mundial
  • Alta precisión cronométrica gracias al calibre de manufactura 4130
  • Disponible en acero inoxidable, oro o platino
  • El reloj elegido por los famosos y deportistas
  • El modelo de colección más codiciado es el "Paul Newman" Daytona

Rolex Daytona: un icono entre los cronógrafos

El primer cronógrafo Daytona de la prestigiosa casa relojera Rolex se lanzó en el año 1963, un año después de que se disputara la primera carrera de resistencia en el circuito de Daytona. Precisamente, este fue el motivo por el que el célebre reloj con función de cronógrafo adquirió su nombre, haciendo honor al legendario autódromo situado en Daytona Beach, la capital de la alta velocidad en el estado de Florida, Estados Unidos. Sin lugar a duda, es bien sabido que esta icónica pieza es una de las más simbólicas del catálogo de Rolex. Sin embargo, también existen otras codiciadas colecciones de la casa ginebrina que no debemos perder de vista como por ejemplo la Submariner y el Datejust.
Una de las particularidades de la historia de este mítico modelo la encontramos en su esfera. En sus inicios, el Daytona del año 1963 presentaba la inscripción "Chronograph". Unos años más tarde, exactamente en el año 1965, Rolex añadió la palabra "Cosmograph", y en ese mismo año agregó el nombre Daytona a la esfera. Muchos se han preguntado alguna vez el motivo de la denominación "Cosmograph" inscrita en este cronógrafo, y la respuesta la encontramos adentrándonos en la historia de esta casa relojera, cuando Rolex intentó construir un reloj que fuera adoptado como el oficial de la NASA para las misiones espaciales. Sin embargo, a pesar de que este modelo fue fabricado con la intención de acompañar a los astronautas en el espacio, el Daytona cambió de destino y se convirtió finalmente en la pieza de los pilotos de carreras por excelencia. Tal fue su influencia en el mundo del motor que hasta los ganadores de la Daytona Continental recibieron un Cosmograph Daytona como reconocimiento de sus logros. Además, cabe mencionar que Rolex ya contaba desde el año 1953 con el registro del término Cosmograph entre sus nombre comerciales, algo que no se podía echar en saco roto.

Las claves para comprar un Rolex Daytona

¿Está buscando un cronógrafo de alta calidad y prestigio?, entonces el Rolex Daytona es el reloj indicado para usted. Este legendario reloj de Rolex ha logrado seducir a famosos como Leonardo DiCaprio o Niki Lauda. Incluso, la pieza de coleccionismo más solicitadas de todos los tiempos adquirió el sobrenombre del personaje que aceleró su carrera al estrellato. Sí, estamos hablando del Daytona Paul Newman, un reloj que lució el célebre actor, y piloto ocasional, en la década de los sesenta con la referencia 6239, y que se distingue por ofrecer una esfera "exótica". Es decir, un diseño que contrasta el anillo exterior de los segundos con la esfera, y que, actualmente supera los 100 000 euros en el mercado. Sin embargo, también existen Daytonas más asequibles a partir de los 8000 euros. Los modelos sin uso rondan los 10 000 euros al igual que las versiones que combinan acero y oro de 18 quilates. Por su parte, los relojes de oro macizo suelen costar alrededor de 20 000 euros y los lujosos modelos de platino están disponibles a partir de los 45 000 euros.

Consejos e información de compra

  • Modelos disponibles en acero inoxidable, oro y acero, platino y oro macizo
  • Modelos de segunda mano a partir de los 8000 euros
  • El modelo de coleccionismo más buscado y apreciado es el "Paul Newman" con referencia 6239 (más de 100 000 euros)
  • Desde 2001 aloja el calibre de manufactura 4130
  • Correa de cuero o brazalete de eslabones planos de tres piezas

Las alternativas de otras firmas relojeras

Paul Newman y el Rolex Daytona

El actor y piloto Paul Newman es uno de los personajes más simbólicos de la historia de la casa Rolex responsable de acelerar el salto al estrellado del Daytona. El legendario reloj con tres subesferas, dos pulsadores y una escala taquimétrica en el bisel, conquistó a primera vista al célebre actor que ha confesado ser un incondicional de los relojes Rolex. En especial, el modelo con referencia 6239 atrajo su atención a finales de los años sesenta. Esta pieza no solo acompañó a Newman en las competiciones, sino también en su día a día. La identificación del actor con el Daytona fue tan perfecta e influyente en la escena relojera que, en la década de los años ochenta, el modelo con borde oscuro en contraste con la esfera blanca, empezó a apodarse "Paul Newman". Esa sinérgica relación ganó verdaderos adeptos hasta el punto en que el "fenómeno Newman" logró que varios modelos del Daytona alcanzaran cifras astronómicas en las casas de subastas. Cuando se habla de un "Daytona Paul Newman", se piensa de inmediato en el cronógrafo con esfera blanca, tres subesferas de color negro y una excelente legibilidad gracias a sus números arábigos. Sin embargo, este legendario modelo no es el más codiciado por los amantes de la relojería. Actualmente, las últimas versiones con calibre de cuerda manual de la década de los años setenta son los más buscados y deseados por los coleccionistas. Sin ir más lejos, en el año 2013, la casa de subastas Christie's subastó uno de estos modelos por casi un millón de francos suizos.

Un reloj concebido para los deportes de motor

El Daytona fue concebido para los pilotos. Su función de cronógrafo mide intervalos de tiempo de hasta 12 horas. El contador de 30 minutos posicionado a las tres, y el pequeño segundero a las nueve ofrecen claridad y legibilidad. La escala taquimétrica en el bisel permite determinar una velocidad media sobre una distancia determinada y, a diferencia de otras casas relojeras, Rolex implementa el taquímetro en el bisel de acero inoxidable en una proporción mucho más grande y fácil de leer.
A mediados de los años sesenta, los Daytona estaban equipados con un calibre de cuerda manual Valjoux 72. Sin embargo, este ciclo finalizó en el año 1976 cuando Rolex lanzó los primeros Daytona automáticos. Presentados en el Salón Mundial de la Relojería en Basel en el año 1988, esta casa ginebrina expuso una extraordinaria innovación con el calibre 4030 basado en el mítico movimiento "El Primero" de Zenith. Los relojeros de Rolex no hicieron buenas migas con las 36 000 alternancias por hora (a/h), es decir, una frecuencia de 5 hz, de El Primero, ni tampoco con el indicador de la fecha de dicho movimiento. Por este motivo se rediseñó el calibre de Zenith, transformando casi la mitad de sus componentes. Como resultado final, fabricaron el calibre 4030 con una oscilación de 28 000 a/h, y una espiral Breguet caracterizada por su curvatura final. El ajuste preciso realizado mediante los tornillos «Microstella» posicionados en el la parte interior del aro del volante, aportó mayor equilibrio que los convencionales con un sistema de ajuste mediante raqueta. Las versiones del Daytona en acero gozaron de gran demanda y actualmente existen listas de espera para acceder a una de estas codiciadas joyas de relojería.

Nuevo calibre, nuevo milenio

El Daytona con referencia 116520 fue uno de los protagonistas del Salón Mundial de la Relojería Baselworld del año 2001. Esta pieza fabricada en acero inoxidable deslumbró al público con el calibre automático 4130 desarrollado por la propia casa Rolex. Sin embargo, no fue el primer movimiento de cronógrafo manufacturado por esta casa. Un año antes, Rolex había debutado con un movimiento propio en la versión fabricada en oro del Daytona. Con un diámetro de 30,5 mm, una altura de 6,5 mm, 44 rubíes y un volante latiendo a 28800 a/h, esta pieza también presentaba un pequeño segundero y una asombrosa reserva de marcha de 72 horas sin cronógrafo activado (66 horas con el cronógrafo activado). Asimismo, ofrecía un sistema de protección contra golpes KIF, de la compañía KIF Parechock, que protege el equilibrio del volante y la rueda de escape contra los impactos. Además, desde el año 2005, el reloj está dotado con la espiral Parachrom patentada por Rolex, que ofrece alta resistencia a los efectos de los campos magnéticos.
En cuanto a la estética, el primer Daytona de siglo 21 apenas ha variado su diseño. La caja sigue casi igual, y tan solo la esfera ha experimentado ligeros cambios adaptándose al movimiento de un cronógrafo. El pequeño segundero ha pasado a posicionarse a las seis, mientras que el Daytona que alojaba el movimiento "El Primero", situaba el pequeño segundero a las nueve horas. En el año 2013, para el 50 cumpleaños de la casa, Rolex lanzó al mercado una versión en platino con un bisel fabricado en cerámica Cerachom de color marrón, un complemento que también acompaña a las versiones fabricadas en acero inoxidable y que ofrece una combinación de dos colores. Estos Daytona aportan una lujosa nota de color luciendo el bisel, los pulsadores, así como la corona y los eslabones centrales de brazalete en oro amarillo.

Los datos técnicos más destacados

  •  Desde 2001 aloja el calibre de manufactura 4130
  • Ofrece una frecuencia de 28 800 alternancias por hora
  • Sistema de parada del segundero para un ajuste preciso de la hora
  • Presenta una reserva de marcha de 72 horas
  • Bisel de cerámica Cerachrom en los modelos de platino desde el 2013, y desde 2016 en las versiones de acero inoxidable

El Rolex Daytona en la carrera por el mejor cronógrafo

El Daytona compite por la excelencia con los cronógrafos de otras prestigiosas casa, entre ellos el modelo Speedmaster de Omega y el Carrera de TAG Heuer. Sobre todo el Speedmaster Professional, también conocido como Moonwatch y que pertenece a la colección Speedmaster, es uno de los rivales más fuertes del Daytona. ¡Y no es para menos! el legendario cronógrafo de la casa Omega se desarrolló en un principio para los deportes de motor, sin embargo, fue elegido por la NASA para acompañar al astronauta Buzz Aldrin a pisar por primera vez la Luna en el año 1969 convirtiéndose así en un legendario reloj espacial.
El primer reloj espacial suizo fue desarrollado por la casa TAG Heuer. En el año 1962, John Glenn, el primer astronauta norteamericano que estuvo en órbita alrededor de la Tierra, llevaba un cronómetro Heuer ceñido a su muñeca. Entre los cronógrafos más conocidos de esta manufactura originaria de la ciudad de La Chaux-de-Fonds, se encuentra el modelo Carrera lanzado un año después del cronómetro espacial. Su peculiar nombre hace honor al rally conocido como la Carrera Panamericana, la Carrera o simplemente la Panamericana realizada en México. Sin lugar a dudas, el cronógrafo Carrera es y ha sido uno de los relojes con mayor éxito de ventas de la historia de TAG Heuer y otro gran competidor del Daytona.

El número uno en prestigio y precisión

El Rolex Daytona combina alta precisión y una asombrosa robustez con excelentes materiales como el oro o el platino a la vez que emana deportividad y funcionalidad. No en vano, en el año 1969, el piloto Jackie Stewart se declaró un fiel seguidor de los cronógrafos Rolex. Para nadie es un secreto que la casa Rolex se distingue por su excelencia, alto rendimiento e innovación. Aquellos que invierten en un Rolex, adquieren mucho más que un reloj. Esta casa ofrece verdaderas joyas de relojería que armonizan diseños atemporales con el know-how de la tradición suiza que seduce tanto a celebridades como a los amantes de los relojes.

Esto también le puede interesar: