Iniciar sesiónIniciar sesión
1,092 relojes para "

Rolex Sea-Dweller

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Esfera
Cristal
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Rolex Sea Dweller Deep Sea "James Cameron Deep Blue"... Rolex Sea Dweller Deep Sea "James Cameron Deep Blue"... Disponible inmediatamente MX$ 265,640 DE 75 2008

Inmersión con el Rolex Sea-Dweller

El Sea-Dweller es el reloj de buceo profesional de Rolex. Resistente a más de 1000 m de profundidad, está equipado con una válvula de helio y es fiable tanto en el agua como en la tierra. Por eso es un modelo perfecto para cualquier ocasión.

Lo más destacado del Sea-Dweller

  • Sea-Dweller 4000: hermético hasta 1220 m
  • Sea-Dweller Deepsea: hermético hasta 3900 m
  • Calibre 3135 de manufactura
  • Cuenta con una espiral paramagnética
  • Ofrece una válvula de helio y un bisel cerámico

Un reloj de buceo para las profundidades extremas

La colección Sea-Dweller ofrece dos relojes: el imponente Deepsea (44 mm) y, un poco más pequeño, el Sea-Dweller 4000 (40 mm). Aunque se presentaron en diferentes años y ambos son modelos relativamente nuevos, los dos están inspirados en la primera versión del Sea-Dweller que a su vez se basó en el Submariner de 1953. Con el lanzamiento del Oyster en la década de los veinte, Rolex se presentó como la casa pionera y líder en el ámbito de los relojes herméticos.
Los Sea-Deweller ofrecen las características clásicas de los relojes de buceo como un bisel giratorio e índices luminiscentes. El Sea-Dweller 4000 puede alcanzar una profundidad máxima de 1220 m mientras que el Deepsea puede llegar a alcanzar los 3900 m. La caja de los relojes es de acero 904L. Un material inoxidable altamente resistente a la corrosión. Su contenido de níquel y molibdeno es mucho mayor que la de otro tipo de aceros.

Información y asesoramiento de compra

Si usted es un buzo profesional, la alta resistencia e impermeabilidad del Sea-Dweller le conquistará. Ambos modelos han sido especialmente diseñados por Rolex para llegar a profundidades que solo algunos submarinos son capaces de alcanzar. Sin embargo, con él también se pueden realizar actividades acuáticas como el snorkel o el esquí. El reloj presenta el mismo diseño que el icónico —y muchas veces copiado— modelo Submariner. De hecho, este último se considera como uno de los relojes "indestructibles" del mercado. Tanto los materiales utilizados para su fabricación como su resistencia de 100 bares han hecho de este modelo uno de los más afamados a nivel mundial.
En lo que se refiere a la resistencia al agua y a la profundidad en las inmersiones, existen muy pocos relojes en el mercado capaces de competir con el Sea-Dweller 4000 y el Deepsea. Uno de ellos es el modelo Omega Seamaster Ploprof. Este reloj resiste hasta 1200 metros de profundidad, pero presenta un diseño menos delicado y elegante. El 500 Fathoms, una variante del modelo Blancpain Fifty Fathoms, cuenta con una hermeticidad de hasta 1000 m. El Breitling Avenger II Seawolf por su parte, cautiva al mercado con una profundidad máxima de 3000 m.
Excepto el modelo de la casa Breitling, todos los otros modelos superan los 5000 euros, es más, algunos alcanzan las cinco cifras en el mercado. Por ejemplo, un Deepsea cuesta alrededor de 11 000 euros mientras que el modelo Sea Dweller 4000 ronda los 9500 euros. Por otro lado, los ejemplares vintage como el primer Sea Dweller (referencia 1665) está disponible a partir de los 20 000 euros.
Para aquellos que cuentan con presupuesto menor, recomendamos echar un vistazo a la colección de la casa Sinn. El modelo Sinn U2 aloja el calibre ETA 2893-2 y presenta una resistencia a la profundidad de hasta 200 bares (2000 m).

Otros relojes para descender a 1000 m o más

  • Breitling Avenger II Seawolf, 3000 m, sin uso por aprox. 4000 euros
  • IWC Aquatimer Automatic 2000, 2000 m, sin uso por menos de 8000 euros
  • Omega Seamaster Ploprof, 1200 m, sin uso por 6500 euros
  • Sinn U2, 2000 m, sin uso por menos de 2500 euros

Chromalight: la sustancia luminiscente azul

Todas las variantes del Sea-Dweller disponen de una indicación de la fecha posicionada a las tres. Las versiones estándar ofrecen un brazalete de acero inoxidable, un bisel giratorio unidireccional con marcadores de color blanco y una esfera negra con índices fluorescentes. Las agujas también están recubiertas de este material luminiscente con el mismo color que los marcadores. Casi en la punta de la manecilla de las horas, Rolex plasma uno de sus rasgos más característicos de la marca: un pequeño círculo dividido en tres partes. Es decir, la conocida aguja tipo mercedes. En espacios oscuros, estas presentan un tono azul, el color característico de la sustancia luminiscente Chromalight. Al igual que la superaleación de acero, la casa suiza destaca entre las otras firmas por ofrecer una fluorescencia de un color diferente. Normalmente, los relojes diver se caracterizan por presentar un tono verde en la oscuridad. El color característico de la sustancia Superluminova.

Sumergiéndose a 3900 m con el Deepsea

En el 2008 el Deepsea tomó el relevo del Sea-Dweller. Siguiendo la filosofía de continuidad de Rolex, la esfera del Deepsea no prescindió de incluir la leyenda del Sea Dweller. Entre las características más destacadas del Deepsea se encuentra el tamaño de la caja con sus imponentes 44 mm de diámetro. Es decir, 4 mm más que el Sea-Deweller. Respecto a la hermeticidad, el Deepsea también ha puesto de manifiesto su robustez, superando la presión de 390 bares bajo el agua. Esto significa que el reloj permanece inalterable a una profundidad de 3900 m. De hecho, la mayoría de los diver para el buceo deportivo suelen ofrecer una resistencia al agua de 200 m.
Una elaborada y minuciosa construcción es imprescindible para garantizar la impermeabilidad del reloj a 3900 m bajo el agua. La corona enroscada dispone de un sistema de triple hermeticidad, y el cristal de cristal de zafiro presenta 5 mm de grosor. El fondo, fabricado en titanio, también se encuentra perfectamente atornillado a la carrura monobloque del reloj.

Una válvula de helio para las inmersiones experimentales

Con la válvula de escape de helio, el Deepsea ofrece una solución técnicamente avanzada para soportar inmersiones prolongadas y profundas. Para empezar el ascenso a la superficie, los buzos permanecen dentro de una campana hermética de oxígeno y helio con una presión superior a la normal. En esta atmósfera, el reloj también se tiene que adaptar al proceso de descompresión. Para ello utiliza una válvula que permite el flujo de moléculas de helio. Así equilibra la presión durante el ascenso sin perjudicar la pieza. En los modelos Deepsea y Sea Dweller 4000, la válvula funciona de forma automática. En otros relojes de submarinismo como el Seamaster Planet Ocean de la casa Omega, la válvula debe ser manipulada manualmente.

Mecanismo automático con certificado de precisión

El Deepsea aloja el calibre 3135 de cuerda automática y de propia fabricación. Dispone de un ajuste automático y rápido de la fecha, así como un sistema de parada del segundero para una puesta en hora precisa. Asimismo, su alta precisión está certificada por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC).
El calibre 3135 también late en el interior del Sea-Deweller 4000. Su diseño es similar al del Seamaster, pero cuenta con una caja más pequeña de 40 mm de diámetro. Es por ello que el tamaño de este modelo es adecuado para muñecas más sutiles. Ambos disponen de un bisel giratorio unidireccional de cerámica que evita prolongar el tiempo de inmersión de manera involuntaria. Además, ofrece las graduaciones recubiertas de platino.
La segunda parte del nombre del Sea-Dweller 4000 se refiere al grado de profundidad que el diver es capaz de soportar. Es decir, 4000 pies o 1220 metros. Este reloj ha sido desarrollado para trabajar con los buzos profesionales en las profundidades del océano. En sí, desde su presentación en los años sesenta, el Sea-Dweller fue diseñado como una herramienta de trabajo para el uso profesional.

Rolex Submariner: un modelo icónico

Los origines de este modelo están estrechamente vinculados con la empresa francesa COMEX. Tras la apertura y explotación de los yacimientos de petróleo en altamar, nacieron nuevas oportunidades de empleo para los buzos profesionales como la construcción de plataformas de perforación u oleoductos. Estos trabajos requerían profesionales capaces de trabajar a profundidades extremas, y por lo tanto, también precisaban de relojes robustos y resistentes. Desde 1961, la firma Compagnie Maritime d'Expertises (COMEX) trabaja en el ámbito de la ingeniería submarina y de las tecnología hiperbáricas. Rolex suministró a Comex un Submariner con referencia 5513, el primer reloj del mercado equipado con una válvula de escape de helio. Este modelo se caracterizó por plasmar una inscripción en la esfera, y actualmente están disponibles a partir de los 50 000 euros. Por otro lado, los prototipos del Sea-Dweller desarrollados para soportar una profundidad de hasta 1500 m —pero sin válvula—superan los 100 000 euros. Por último, cabe señalar que este modelo fue desarrollado especialmente para los buzos de la marina norteamericana.
En 1967 salió a la venta el primer Sea-Dweller con válvula de escape de helio y una resistencia al agua de hasta 610 m. La combinación de estas dos técnicas de primicia mundial dio lugar a una edición inicial limitada. Estos modelos se identificaron con la referencia 1665 y las primeras versiones se pueden reconocer por su inscripción de color rojo —un dato especialmente relevante para los coleccionista—. Esta leyenda se componía de una o dos línea en los relojes producidos hasta 1977. Actualmente, estas codiciadas versiones se conocen como "Single Red" o "Double Red".

Las novedades más importantes del año 1978

A parte de cambiar de rojo a blanco el color de la inscripción de la esfera, 1978 fue un año de grandes innovaciones para la casa. El movimiento 3035 sustituyó el calibre 1575. Con el nuevo movimiento, el reloj aumentó las oscilaciones de 19 800 a/h a 28 800 a/h, mejorando así su precisión. También mejoró el grado de hermeticidad y empezó a ofrecer una resistencia a la profundidad de 1220 m (4000 pies). En el 2008 se produjo otro cambio importante: El Deepsea reemplazó el modelo Sea-Dweller. Seis años más tarde, reapareció añadiendo un 4000 a su nombre, es decir, Sea-Dweller 4000.
Tanto el Deepsea como el Sea-Dweller 4000 se han inspirado en el icónico Submariner de 1953. Las versiones más recientes de este modelo son aptas para realizar cualquier actividad acuática gracias a su resistencia a la presión de hasta 30 bares (300 m). Por lo tanto, el Submariner es una buena alternativa dentro del catálogo de Rolex. Tanto el Sea-Dweller 4000 como el Submariner alojan el calibre 3135 y cuentan con una caja de 40 mm de diámetro. En sí, a primera vista, son muy similares, sin embargoel Submariner se distingue por ofrecer una lente de aumento Cyclops sobre la fecha.

La edición especial con la esfera degradada

Rolex ofrece una edición especial del Deepsea con una esfera degradada de color azul a negro. Este reloj con su conocida esfera "D-blue" rinde homenaje al director estadounidense James Cameron (Titanic) y a su expedición Challanger realizada a 10 908 m de profundidad en las fosa de las Marinas el 26 de marzo de 2012. Parte del equipamiento que acompañó a Cameron en la expedición fue un Rolex Deepsea Challenge que se fijó al brazo del submarino.