Iniciar sesiónIniciar sesión
3,839 relojes para "

Rolex Submariner

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Rolex Sub James Bond gold graphic 5508 Rolex Sub James Bond gold graphic 5508 MX$ 514,818 IT 33 2009

Rolex Submariner, el amigo de los buzos

En 1953, la casa Rolex presentó el primer reloj profesional de buceo de la historia: el Submariner. Esta icónica pieza de relojería cautivó al mundo entero con su robustez, precisión y rendimiento, que han logrado perpetuarse en el tiempo.

Lo más destacado del Rolex Submariner

  • El reloj de buceo más prestigioso del mundo
  • Los modelos "Red Sub" y "COMEX" son los más codiciados por los coleccionistas
  • Cronómetros superlativos con calibres de manufactura 3130 y 3135 (fecha)
  • Diseño característico y atemporal de Rolex
  • Valor de inversión con potencial de revalorización

El Rolex Submariner: el reloj de las grandes personalidades de nuestro tiempo

El lanzamiento del Submariner despertó gran admiración y asombro entre el público especializado. La casa Rolex sorprendió al mundo entero con un reloj de pulsera extraordinariamente innovador para la época, que tendría como destino convertirse en el primer reloj profesional de submarinismo de la historia. El modelo con referencia 6204 se caracterizó por ofrecer una excelente disposición y legibilidad en la esfera con unas agujas luminiscentes de gran tamaño plasmadas sobre un cuadrante de color negro mate y profundo en el que los índices fluorescentes destacaban con especial claridad, y en el que además era posible contemplar la legendaria inscripción «Submariner – the diver’s friend» (Submariner - el amigo de los buzos). Con el tiempo el Submariner logró cruzar el Atlántico hasta llegar a Hollywood para conquistar la gran pantalla. En la primera película de James Bond, el agente 007 lució un Submariner con referencia 6538. Sin embargo, a excepción del Submariner con referencia 5513 que fue subastado por la casa Christie's en noviembre de 2011, no se sabe con exactitud qué otros relojes acompañaron las misiones del agente secreto más famoso de la gran pantalla. Roger Moore fue el protagonista que ciño a su muñeca esta codiciada pieza 5513 en la película "Vive y deja morir" del año 1973. De hecho, Ian Fleming, el autor de las novelas que inspiraron las películas de James Bond, mencionó la marca Rolex en sus 14 obras, pero solo en una de ellas nombró explícitamente el modelo Oyster Perpetual. Desde el año 1995, Omega tomó el relevo y empezó a rodar las escenas de acción al lado del prestigioso espía inglés.
Lejos del marketing y del encanto de las películas del señor Bond, la precisión y la robustez del Submariner siguió cautivando a grandes personalidades de nuestro tiempo, como por ejemplo, el actor y piloto Steve McQueen. Así lo confirmó una fotografía en la que se vio al "The King of Cool" luciendo un Submariner con número de referencia 5512. Asimismo, personajes históricos como el comandante de la Revolución cubana, el Che Guevara, apostaron por las funcionalidades de la robustez de Rolex. Sin duda, el Submariner ha demostrado muchas facetas, pero, a pesar de ello, jamás dejará de ser el reloj de buceo por excelencia.

Rolex Submariner: asesoramiento de compra

Si está buscando un reloj diver con un alto grado de reconocimiento, entonces un Rolex Submariner superará con creces sus expectativas. Su diseño de fama mundial ha logrado mantenerse inalterable durante décadas y solo ha experimentado mejoras como la inclusión de un bisel Cerachrom fabricado en cerámica. En su interior se aloja uno de los mejores calibres mecánicos que actualmente se encuentran en el mercado. Su robustez, fiabilidad y alta precisión hacen del Submariner un reloj de excelencia admirado a nivel mundial. Por lo tanto, usted puede estar seguro de que, si decide comprar este emblemático reloj, hará una inversión que preservará e incluso aumentará su valor con el tiempo. De hecho los ejemplares adecuadamente conservados alcanzan los 4000 o 5000 euros en el mercado de ocasión, y los relojes sin uso alcanzan los 6000 euros. Las versiones bicolor que combinan el acero inoxidable con el oro amarillo de 18 quilates están disponibles a partir de los 20 000 euros. Sin embargo, las piezas vintage más deseadas como los modelos "Red Sub" con referencia 1680 presentan precios muy variados en el mercado. En sí, su valor varía de acuerdo al estado del reloj y puede oscilar entre los 10 000 y 30 000 euros. El COMEX, otra icónica versión del Submariner que Rolex desarrolló en colaboración con la firma Compagnie maritime d’expertises, puede llegar a alcanzar cifras astronómicas. Es más, los ejemplares de la década de los setenta que se encuentran adecuadamente conservados cuestan más de 100 000 euros.

Información y consejos de compra

  • Modelos Submariner básicos a partir de 6000 euros, y de 4000 euros en el mercado de segunda mano
  • Versiones bicolor a partir de los 9000 euros. Los ejemplares de oro amarillo de 18 quilates rondan los 20 000 euros
  • Los modelos más excepcionales y vintage son el "Red Sub", "Tropical Dial" y el "COMEX"
  • Hermeticidad hasta 30 bares (300 m)
  • El Rolex Sea-Dweller 4000 (1220 m) y el Rolex Sea-Dweller Deepsea (3900 m) sin lente de aumento para la fecha disponen de una resistencia al agua mejorada

Modelos similares de otras casa relojeras

Diseño clásico y alta tecnología

La estética del Submariner ha experimentado pocos cambios. En el año 1959 Rolex introdujo cajas más grandes e incluyó una protección a la corona roscada. En 1966, lanzó una versión con calendario, seguido de otros sutiles cambios como por ejemplo, brazaletes y cajas pulidas y ciegas. Por lo tanto, desde los años cincuenta, la casa Rolex ha conseguido mantener la atemporalidad en el diseño del icónico modelo.
Actualmente, el Submariner ofrece una resistencia de 300 m y un bisel giratorio unidireccional con 120 posiciones que permite controlar los tiempos de inmersión. Además, plasma la escala sobre el disco del bisel en cerámica Cerachrom, altamente resistente a los arañazos. El cero del bisel, junto con los índices, han sido recubiertos de Chromalight, una sustancia luminiscente de color azul que ofrece una excelente legibilidad en la oscuridad y más durabilidad respecto al recubrimiento de Superluminova, otro pigmento fluorescente de conocida aplicación en la relojería. Adicionalmente, los números e índices están revestidos con polvo de platino. Las agujas de forma convexa están fabricadas en oro, al igual que los índices plasmados sobre la esfera. Además, Rolex ofrece un cristal de zafiro que ha mejorado a lo largo de los años, y que actualmente es altamente resistente a los golpes.
El confort y la ligereza son otras de las principales características de este diver. Con tan solo 150 g de peso, el Submariner luce la parte trasera de la caja, las asas y los eslabones con cantos totalmente lisos y pulidos. Además, cuenta con un brazalete Glidelock patentado por Rolex que se ciñe perfectamente a la muñeca, e incluso ofrece un ajuste adecuado sobre el traje de buzo. Asimismo, está dotado de un cierre desplegable Oysterlock que garantiza más seguridad bajo el agua.

El motor del Submariner: el calibre de manufactura 3135 y 3120

En el interior del Submariner con indicador de la fecha y su lente Cyclops se aloja el prestigioso calibre 3135. Este movimiento fabricado en los talleres de Bienne desde el año 1989, es una pieza que siempre se ha caracterizado por presentar avances significativos en el ámbito de la relojería. Su robustez, alto rendimiento y precisión se esconden dentro de una caja de acero inoxidable totalmente acorazada. El calibre ofrece detalles estéticos que desafortunadamente son difíciles de admirar a primera vista. El sistema de ruedas de inversión de color rojo y su espiral Parachrom de color azul son los primeros componentes que atraen la atención. Especialmente el sutil acabado de rayos de sol y la decoración plasmada sobre el rotor y del puente automático son dignos de admirar. Por último, cabe destacar que el Submariner sin indicador de la fecha aloja el calibre 3130. Tanto el 3135 como el 3130 ostentan la certificación de cronómetro suizo otorgada por el Control Oficial Suizo de Cronómetros, «Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres».
Estos calibres, considerados como los mejores en el mercado, ofrecen piezas optimizadas tales como el volante-espiral, el encargado de proporcionar la más alta precisión. La espiral fabricada en una aleación exclusiva ofrece un alto grado de resistencia al magnetismo. Su curvatura tipo Breguet, facilita el equilibrio y garantiza una excelente precisión. Este tipo de espiral desarrollada por el prestigioso relojero Abraham Louis Breguet en el año 1795, permitió solucionar los problemas de isocronismo en los relojes. Además, para el ajuste de precisión del calibre, Rolex posiciona tornillos Microstella en la parte interior del aro del volante, evitando el sistema convencional de ajuste mediante raqueta.

Los datos técnicos más destacados

  • Aloja calibres de manufactura 3130 y 3135 (fecha) con certificado de cronometría
  • Los calibres 3130 y 3135 están considerados como los mejores movimientos automáticos del mercado
  • Espiral Parachrom antimagnética con curvatura final Breguet
  • Ajuste rápido de la fecha y sistema de parada del segundero para la puesta en hora precisa
  • Tuercas Microstella para el ajuste de precisión del calibre

El "Red Sub" una codiciada pieza de coleccionismo

Algunos Rolex han sido capaces de cautivar a primera vista el corazón de sus aficionados y coleccionistas. Por ejemplo, el codiciado "Red Sub", conocido también como el Submariner con referencia 1680, fue producido por la casa relojera entre los años 1967 y 1980. Hasta el año 1974, plasmó sobre la esfera la inscripción "Submariner" en letras de color rojo. Esta característica se convirtió con los años en la clave para identificar los "Red Sub" originales. Entre los años 1967 y 1974, Rolex utilizó seis esferas diferentes que denominaron Mark I a Mark IV. Las versiones Mark III y Mark IV son las más prestigiosas y conocidas entre los coleccionistas. Las esferas Mark I a Mark III empezaron a conocerse con el apodo "Meters First" que presentaban la leyenda "200 m = 660 ft". Sin embargo, a partir de la esfera Mark IV, la escena relojera empezó a utilizar la denominación "Feet First" para referirse a la posición invertida de las unidades de longitud en la que Rolex antepuso los pies a los metros. Sin embargo, la versión más curiosa es la de la esfera Mark I que se distingue por presentar las inscripciones de las cifras del seis ("660 pies") cerradas en su parte superior.
Otras peculiares características se encuentran en las esferas denominadas "Tropical Dials" presentadas en las versiones Mark II y III. Se cree que debido a la exposición solar, unida con la humedad y el calor, la esfera y el bisel de estos Mark adquirió con el tiempo ese característico tono marrón cobrizo. Se sospecha que este efecto se produjo debido a una mezcla especial de colores que utilizaron los proveedores en ese periodo. Acerca de este curioso dato existen una serie de teorías y mitos que han revaluado estas piezas convirtiéndolas en verdaderas joyas de coleccionismo. De hecho, su valor aumenta de acuerdo a la intensidad del color que presenta, y que varía entre las tonalidades blancas, amarillas y marrón. Sin embargo, a parte de esta particular coloración en la esfera, uno de los secretos de los coleccionistas para identificar un Rolex original, se encuentra en las agujas y los índices. Ambas piezas deben poseer el mismo color.
Otro detalle importante a tener en cuenta a la hora de comprar un "Sub Red" es la legibilidad de la referencia y el número de serie. En los primeros modelos, Rolex indicó el año de producción que correspondía con el número de serie grabado en el fondo de la caja.
Los número e índices en negrita son otra señal de autenticidad de los Submariner rojos. Las versiones posteriores plasman marcadores más sutiles y delgados. Otros detalles como la ausencia o el deterioro del punto luminoso sobre el cero pierde toda su importancia a la hora de hacerse con un "Sub Red". Hay que observar atentamente las características más pequeñas, y aparentemente más insignificantes para identificar adecuadamente estas codiciadas piezas de coleccionismo.
En el interior del Submariner vintage se esconde el calibre de cuerda automática 1575 que, a diferencia del 1570, incluye un indicador de la fecha. Además, el calibre 1575 también se aloja en el corazón de otros modelos como el Sea-Dweller con referencia 1665 o el GMT-Master 1675.

Rolex Submariner: el modelo más exitoso desde 1953

En las últimas seis décadas, el Submariner ha logrado hacer historia convirtiéndose en el reloj más legendario e icónico de la escena relojera. En el año 2012, la edición especial, el Deepsea Challenge, deslumbró al público sumergiéndose en las fosas marinas y superando los 12 000 metros de profundidad, un récord mundial para un reloj de pulsera. De hecho, su predecesor, el primer modelo Submariner de 1953 con referencia 6200, era capaz de resistir hasta 100 m de profundidad gracias a su marcante corona de doble hermeticidad. Su bisel, que en aquel entonces era bidireccional, anclaba perfectamente cada posición, permitiendo a los buzos alinear el bisel con la manecilla de los minutos del reloj de tal manera que, con tan solo un vistazo, era posible realizar un seguimiento controlado de la inmersión, una función que los buzos siguen utilizando en la actualidad. Sin embargo, en la carrera por desarrollar el mejor reloj de buceo de la historia, la casa suiza Blancpain se adelantó y sorprendió al mundo perfeccionando la seguridad de estos relojes. En el mismo año, es decir en 1953, presentó el legendario Fifty Fathoms, el primer diver con bisel unidireccional que redujo el riesgo de alargar el tiempo de inmersión de manera accidental.
Una de las personalidades que más contribuyó al desarrollo del Rolex Submariner fue René-Paul Jeanneret. El entonces director de la casa relojera y gran aficionado al submarinismo proporcionó las claves necesarias para construir y diseñar la esfera, el bisel y la caja del diver. Dicha construcción fue probada en los talleres de Rolex con 132 inmersiones de entre 12 y 60 metros de profundidad que la pieza superó con éxito. Incluso, se rumorea que el Submariner siguió funcionando perfectamente tras caer desde una altura de 2 metros sobre una plataforma de hormigón. El único daño que se comprobó, fue el desprendimiento de una punta del recubrimiento luminiscente de la aguja para la hora. Después de aquel éxito, Rolex continuó perfeccionando las funcionalidades del icónico diver, y con el tiempo presentó el modelo sucesor con una hermeticidad de 200 m que se convirtió en el reloj oficial de las unidades navales de la armada británica, canadiense y australiana.
Sin lugar a duda, el año 1953 resultó ser un año crucial para la historia de la relojería. En agosto, el neozelandés Sir Edmund P. Hillary y el sherpa Tenzing Norgay alcanzaron la cima del Monte Everest por primera vez en la historia. La expedición dirigida por el coronel Sir John Hunt fue patrocinada por la casa Rolex que proporcionó un Oyster Perpetual a los exploradores para facilitarles el ascenso a la "Cima del Mundo". Con él, la casa relojera puso a prueba la preciada pieza de cuerda automática que soportó las más duras condiciones. Así lo demostraron las innumerables pruebas que se llevaron a cabo en Ginebra cuando Sir Hillary devolvió el reloj a los talleres de Rolex junto con sus notas en las que puso de manifiesto la alta fiabilidad de esta herramienta profesional pensada para triunfar.