Iniciar sesiónIniciar sesión
518 relojes para "

TAG Heuer Monaco

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

TAG Heuer Monaco Chronograph ACM Automobile Club de Monaco TAG Heuer Monaco Chronograph ACM Automobile Club de Monaco MX$ 89,290

TAG Heuer Monaco: el cronógrafo de caja cuadrada

Desde hace más de 45 años, el TAG Heuer Monaco disfruta de su estrecha relación con el automovilismo deportivo. Su movimiento automático con función de cronómetro se distingue por su alta precisión y su forma cuadrada fascina a sus aficionados.

Lo más destacado de la colección TAG Heuer Monaco

  • El cronógrafo deportivo que alcanzó la fama tras protagonizar la película de Steve McQueen "Las 24 horas de Le Mans"
  • La colección ofrece principal cajas de 39x39 mm fabricadas en acero inoxidable
  • Algunos modelos disponibles con un revestimiento de carburo de titanio de color negro
  • Calibres con función de cronógrafo e indicador de la fecha
  • Herméticos hasta 50 o 100 m dependiendo del modelo

El lanzamiento a la fama del TAG Heuer Monaco

En el ámbito de la relojería los modelos con cajas rectangulares son poco habituales, y aún más "raros" son relojes cuadrados. Por eso el TAG Heuer Monaco pertenece al grupo de los relojes con una caja angulosa y excepcional desarrollada por el mismo ex presidente de la firma, Jack Heuer. Actualmente, la serie presenta principalmente cajas de 39x39 mm fabricadas en acero inoxidable inspiradas en el modelo original de los años setenta.
El nombre TAG Heuer se identifica de inmediato con los relojes deportivos que ofrecen funciones de cronometraje. En este sentido, el Monaco es el paradigma perfecto. Los amantes del automovilismo deportivo reconocen a este legendario reloj por su participación en la película Las 24 horas de Le Mans. El reloj se lanzó a la fama acompañando al prestigioso actor Steve McQueen en la cinta cinematográfica del año 1971. Sin embargo, más allá de protagonizar en una película de culto, el Monaco posee otras características únicas y especiales.
El TAG Heuer Monaco aúna técnica y diseño que hacen del reloj un hito de la historia de la relojería. Este fue el primer cronógrafo automático, cuadrado y resistente al agua, cuyo nombre se inspira en el circuito urbano más prestigioso del mundo ubicado en el Principado de Mónaco. Actualmente, TAG Heuer presenta este modelo en diferentes versiones y tamaños. Incluso algunos con esferas totalmente oscuras o sobredimensionadas.

TAG Heuer Monaco: asesoramiento de compra

Si usted está buscando un Monaco que, en la medida de lo posible, se asemeje a los primero modelos, entonces le recomendamos que centre su búsqueda en las versiones que alojan el Calibre 11. Al igual que el modelo original, el TAG Heuer Monaco Calibre 11 posiciona la corona a la izquierda. Estos se identifican con la referencia CAW211P.FC6356 y nuevos cuestan alrededor de 4000 euros. Los primeros Monaco son una verdadera rareza y se consideran piezas de joyería, por lo tanto, su precio aumenta considerablemente. Este reloj con referencia 1133, en buen estado, ronda los 18 000 euros, incluso muchas veces supera esta cifra.
El Monaco Calibre 12 actúa como puente entre dos épocas. Es decir, el Calibre 12 integra la característica esfera azul del modelo original de la década de los sesenta. En este sentido, también se asemeja a la versión del Calibre 11. Sin embargo, el Calibre 12 posiciona la corona al lado derecho de la caja.
La última edición del «Twenty Four» (en su versión más grande) cuesta aproximadamente 8000 euros. No obstante, el resto de las versiones de esta serie se mantienen por debajo de esta cifra. Un Monaco Calibre 6 sin una función de cronómetro está disponible —sin estrenar— por menos de 2500 euros.
Si prefiere un TAG Heuer con funciones similares al Monaco pero con una caja redonda y una escala taquimétrica, entonces le recomendamos que eche un vistazo al modelo TAG Heuer Autavia.

Información de compra

  • El Monaco Calibre 11 posiciona la corona a la izquierda y comparte una enorme similitud con el modelo original
  • El Monaco de la década de los setenta se identifica con la referencia 1133
  • Monaco 24 Calibre 36: caja de 40,5 mm y una esfera sobredimensionada
  • El Autavia como alternativa vintage entre los relojes tipo racing de caja redonda

El histórico Calibre 11 con la corona a la izquierda

El Calibre 11 se distingue principalmente por posicionar la corona al lado izquierdo de la caja a las nueve. Es decir, opuesta a los pulsadores de la función de cronógrafo. Tal colocación no fue ninguna casualidad y resulta técnicamente necesaria para desarrollar el movimiento de cronógrafo automático en 1969. Actualmente, y según TAG Heuer, no sería un problema posicionar la corona hacia la derecha como en el Monaco Calibre 12. Sin embargo, la casa quiere mantener de alguna manera la esencia del modelo original en el nuevo.
Otra característica que no pasa desapercibida es el nombre de la marca plasmado sobre la esfera azul. La casa graba el término Heuer y prescinde del TAG, una particularidad que tiene un origen histórico. En 1969, cuando se presentó el modelo, la compañía aún mantenía su nombre original «Heuer». Desde mediados de los años ochenta, y tras fusionarse, la compañía firma sus piezas con el nombre TAG Heuer, el nombre actual de la marca.

El reloj de Le-Mans subastado por 800 000 dolares

El Calibre 11 ofrece el estilo vintage del primer Monaco. La esfera mantiene el color azul petróleo y concede fluidez al diseño a través de dos subesferas de color blanco posicionadas a las nueve y a las tres. A la izquierda encontramos el contador de minutos y a la derecha ofrece un segundero continuo. Este último se aleja del modelo original. En 1969, el Monaco plasmó dos cuadriláteros pequeños con un contador de horas a la izquierda, y otro de minutos a la derecha. El segundero central se encargaba de cronometrar intervalos de tiempo de hasta un minuto. Es decir, aquél reloj no contaba con un segundero convencional.
La ventana para la fecha se ha mantenido posicionada a las seis. El Calibre 11 es automático y cuenta con 59 joyas, ofrece una frecuencia de 28 800 alternancias por hora (4 Hz) y dispone de una reserva de marcha de 40 horas. Heuer desarrolló el histórico y homónimo antecesor en colaboración con las casas Breitling y Hamilton-Buren. Del mismo modo, el calibre integró el módulo del cronógrafo de la firma Dubois-Dépraz. El icónico Calibre 11 se lanzó el 3 de marzo de 1969, oscilando a 19 800 alternancias por hora y luciendo 17 joyas. Un reloj con este movimiento se identifica con la referencia 1133 y su precio parte de las cinco cifras.
El 1133 también se conoce como el "Steven McQueen Monaco". El actor descubrió el reloj a través de su amigo el piloto Jo Siffert. Como embajador de la marca, Siffert promocionó la marca vistiendo un mono blanco con el logo de TAG Heuer. McQueen eligió la misma prenda para realizar el rodaje de la película en el verano de 1970. En ella, McQueen interpretó a Michael Delaney a bordo de un Porsche 911S. Por supuesto, el prestigioso actor complementó su look con el reloj perfecto: el Monaco de TAG Heuer. El modelo original de la película alcanzó en una subasta la astronómica suma de casi 800 000 dólares. Como dato interesante, destacamos que, fuera de cámaras, McQueen solía llevar un Rolex Submariner.

El TAG Heuer Monaco Calibre 12 también viste de negro

Otra versión de las últimas ediciones del Monaco aloja el Calibre 12. En estos modelos se encuentra la corona en su posición habitual. Es decir, a la derecha sobre las tres. A principios de la década de los setenta, un calibre homónimo sustituyó el Calibre 11. Actualmente, el Calibre 12 no se cuenta como sucesor de la versión de aquel periodo. El nuevo movimiento basa su construcción en el 2892 de la casa ETA, el fabricante líder de la industria de calibres a nivel mundial. TAG Heuer volvió a apostar por el módulo de cronógrafo de Dubois Dépraz con una caja de 39 x 39 mm. A diferencia del histórico Calibre 11, el Calibre 12 cambia un poco la estética de la esfera y de las agujas. Las manecillas de las horas y los minutos lucen un tono blanco impoluto, mientras que las del Calibre 11 añaden acentos de color rojo. Además, el Calibre 12 integra el nombre actual de la marca. Sus prestaciones técnicas no se alejan demasiado del Calibre 11. Este movimiento presenta una oscilación de 28 800 alternancias por hora, una autonomía de 40 horas y dispone de 59 rubíes. Cabe señalar que el TAG Heuer Monaco Calibre 12 también ofrece variaciones en el diseño. Algunas versiones están disponibles con una esfera o una caja de color negro.

Monaco Twenty-Four Calibre 36: más grande y rápido

El cronógrafo automático 24 Calibre 36 ofrece una interpretación diferente de la serie Monaco. Este reloj cuenta con una caja más grande de 40,5 mm y dispone de una esfera sobredimensionada en la que se pueden apreciar las ruedas. TAG Heuer aloja el Calibre 36 en la caja cuadrada de acero inoxidable de este modelo. El reloj integra dos líneas verticales que dividen la esfera en dos partes. A las doce plasma un número 24 de gran tamaño con el que intenta hacer un guiño a las carreras de resistencia en el ámbito del automovilismo deportivo. El movimiento ofrece 36 000 alternancia por hora. Con esta alta frecuencia es posible cronometrar intervalos de tiempo en décimas de segundo.

El TAG Heuer Monaco Calibre 6 con una caja de 37 mm

TAG Heuer ofrece una versión pequeña del Monaco en la versión con un Calibre 6. Los 37 mm de la caja cuadrada de este reloj resultan comedidos y la caja de acero inoxidable luce pequeña en la muñeca. En este Monaco Calibre 6 se aloja un movimiento automático sin función de cronógrafo. Dispone de una frecuencia de 28 800 alternancias por hora y una reserva de marcha de 44 horas. La ventana para la fecha pasa de posicionarse a las seis —en las versiones más grandes del Monaco—, y pasa a posicionarse a las tres. El modelo aprovecha el espacio y añade un pequeño segundero a las seis. En sí, los Monaco Calibre 6 apuestan por los colores oscuros y viste la esfera y la correa de color negro. Sin embargo, ofrecen un contraste elegante luciendo las manecillas y los índices en los tonos gris y blanco. Además, ofrece una hermeticidad de 50 m. No obstante, si usted prefiere un TAG Heuer Monaco con mayor grado de estanqueidad, las versiones de cajas grandes cuentan con una resistencia a la presión de 10 bares (100 m).