Iniciar sesiónIniciar sesión
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Rolex Daytona Paul Newman Stahl Handaufzug Chronograph Armband... Rolex Daytona Paul Newman Stahl Handaufzug Chronograph Armband... Disponible inmediatamente MX$ 2,020,458 DE 215 2003

Viajando en el tiempo con los relojes vintage

Los relojes vintage fascinan a un amplio público, y ofrecen la oportunidad de adquirir relojes con un valor añadido a precios muy atractivos. No obstante, también existen auténticas joyas excepcionales que pueden llegar a ser las más buscadas.

¿Porque comprar un reloj vintage?

  • Amplia gama de precios
  • Variada selección de diseños y materiales
  • Piezas con autenticidad
  • Acceso a modelos de colecciones que dejaron de producirse

Los relojes vintage: piezas con prestigio y tradición

Es difícil determinar el momento adecuado para etiquetar a un reloj como "vintage". Sin duda, el tiempo es un factor que juega un papel importante a la hora de calificar este tipo de relojes. Robert-Jan Broer, experto de Fratellowatches, opina que el año 1990 es la época límite. No obstante, es un concepto que cada quien puede interpretar de una forma diferente.
Sin duda, el precio es uno de los factores determinantes para comprar un reloj vintage. Por ejemplo, la prestigiosa colección Omega Seamaster, se produce desde el año 1948 y ofrece modelos mecánicos que cuestan entre 3000 y los 5000 euros. Sin embargo, aún es posible encontrar un Seamaster de la década pasada, en buen estado, y con un calibre automático o de cuerda manual rondando el rango entre los 500 y los 1000 euros. Es decir, los amantes de los relojes vintage tienen la oportunidad de hacerse con una pieza de una de las casas más prestigiosas de la relojería suiza por poco dinero. De hecho, no hace falta poseer modelos de las última colección para presumir de conocimientos en el ámbito de la alta relojería. Basta con adquirir modelos de los años cincuenta de las casas Omega, Rolex o Breitling para hacer gala de piezas de la más alta calidad.
El ámbito de la relojería vintage ofrece varias ventajas. Entre ellas, no limita la selección de modelos disponibles en el mercado. Por lo tanto, se abre un abanico de posibilidades en las que, quizá, usted encuentre un reloj mucho más interesante que uno de una edición actual. En definitiva, los relojes vintage son piezas auténticas. Con ellos, es posible viajar en el tiempo, a las décadas de 1960 o 1970, y ceñirse un modelo con especial encanto. Ciertamente, esta magia es la característica que diferencia los modelos vintage de los retro. Un reloj retro es un diseño reciente que imita el estilo de un tiempo determinado. No se trata de un reloj histórico, sino más bien de una pieza con un carácter historicista. Por su parte, un reloj vintage siempre ofrecerá un valor añadido y mucha tradición.
Adquirir un modelo vintage sigue siendo la mejor manera de conseguir un reloj con esencia. Por ejemplo, el Explorer de la casa Rolex ofrece desde el 2010 una caja más grande de 39 mm de diámetro. Por lo tanto, si usted busca un Rolex Explorer de medidas más sutiles, se verá obligado a buscar en las colecciones pasadas. Los últimos modelos con una caja de 36 mm se identifican con la referencia 114270. Sin embargo, también puede echar un vistazo a las referencias 6610, 1016 y 14270.
Este ejemplo nos enseña la importancia de conocer los números de referencia a la hora de comprar un reloj vintage. Estas referencias ayudan a encontrar o identificar rápidamente relojes con determinadas características.

¿Cuánto cuesta un reloj vintage?

La recopilación de información y la comparación de precios forman parte de la experiencia de realizar una compra. En el ámbito de los relojes vintage de lujo, la identificación de una falsificación es un factor muy importante. Tenga mucho cuidado con los chollos y mejor compare precios. En Chrono24 puede introducir el nombre o la referencia del modelo y comparar los precios de las diferentes ofertas. En sí, los precios exageradamente altos o bajos siempre deben indicar alguna razón específica. Por ejemplo, un Omega Seamaster con un precio que ronde las tres cifras de euros no debe porqué levantar ninguna sospecha. Por el contrario, debe mantenerse escéptico si encuentra un Rolex Submariner por ese precio.
Determinar el valor adecuado de un reloj requiere de experiencia y conocimientos específicos. Las revistas y las páginas web especializadas son una fuente de información valiosa y muy útil. Los foros de relojes también son otra vía alternativa para obtener repuestas y datos importantes.
La disposición de los precios en el ámbito de la relojería de época es singular y, de alguna manera, un poco más compleja. Muchas veces los relojes ligeramente deteriorados pueden llegar a ser mucho más valiosos que un modelo en perfectas condiciones. Lo que importa en estos casos es el estado original de la pieza. Los rasguños y otras señales de desgaste son de poca importancia. Por el contrario, si se ha sustituido alguno de sus componentes tales como la esfera, las agujas, o la corona, el precio puede caer significativamente.
Otra factor que afecta la inflación es la posesión de la caja y los papeles del reloj. El embalaje original y la documentación entregada por el fabricante en la primera venta se remonta muchas veces décadas atrás y ofrece un valor añadido a la pieza. Es decir, se considera una indicación esencial para comprobar la autenticidad de la oferta. Sin embargo, esto no sugiere necesariamente que se ignoren otras ofertas que vendan el reloj sin caja y sin papeles. En muchos casos, es comprensible que los primeros dueños decidieran deshacerse de estos elementos en un momento dado.
Si usted no cuenta con el tiempo y las ganas suficientes para recabar información, lo más recomendable es acudir a un comerciante serio y fiable. Él le ayudará a tasar el reloj e, incluso, le ofrecerá más garantías.
Muchos relojes provenientes de manos particulares se ofrecen sin revisión. En este sentido, es mejor invertir un poco más de dinero para resolver incidentes de mantenimiento. Una revisión sin reparaciones cuesta alrededor de los 200 euros. Cabe señalar que la compra de un reloj de buceo vintage, es necesario cambiar las juntas y comprobar su resistencia al agua.

Agujas deterioradas que aumentan el valor

La compra de un reloj vintage puede ser en muchos aspectos similar a la compra de un coche clásico. Algunos de los amantes de los relojes antiguos se asemejan a los coleccionistas de sellos. Ambos emprenden una intensiva búsqueda para adquirir la pieza más "rara" y excepcional para luego —quizá— volver a venderla a un precio mucho más elevado. Rolex puede servirnos como ejemplo con su modelo Explorer II. Uno de estos ejemplares de la década de 1970 equipaban una aguja adicional se caracterizaba por presentar un color naranja rojizo causado por la luz solar. Es decir, un efecto originado por la baja capacidad del material de soportar los rayos UV. Esta característica marca el curioso carácter del modelo con referencia 1655 que, actualmente, se encuentra en el mercado rondando las cinco cifras. Este Rolex Explorer II es significativamente más caro que un modelo nuevo. Además, ganó popularidad en aquella época gracias al actor Steve McQueen. Sin duda, las celebridades sirven de gancho para vender y convertir los relojes en codiciadas joyas. Este ejemplo nos muestra que la compraventa de relojes vintage puede llegar a ser una gran inversión que, en ningún caso, forma parte del sector de los grandes chollos y los precios bajos.
Un reloj vintage en buen estado mantiene su valor relativamente estable. Muchas veces, el aumento del precio de la pieza no tiene una conexión directa con el reloj. Así por ejemplo, quienes hayan comprado hace 20 años un reloj de segunda mano con una caja fabricada en oro macizo, no se arrepentirán de haber realizado aquella inversión. A día de hoy, el oro ha triplicado su precio, por lo tanto, los relojes de oro se venden por un valor mucho más alto. Si echamos un vistazo a los relojes de piloto de mediados de la década de 1940, vemos como actualmente estos gozan de especial interés. ¡Y no es para menos! Adquirir un reloj que formó parte de la Segunda Guerra Mundial tiene una esencia especial.
Las colecciones que se dejaron de producir también elevan considerablemente los precios. El Autavia de Heuer, por ejemplo, fue un cronógrafo especialmente codiciado por los pilotos de carreras del año 1970. Tras la fusión y el cambio de nombre de la empresa, TAG Heuer dejó de fabricar el prestigioso modelo. A día de hoy, un Autavia en buen estado cuesta más que los relojes nuevos del catálogo de la casa. Es decir, 3000 euros. Así que, ¿quién desearía separarse de un tesoro tan deseado? Esta es una cuestión que dejamos en manos de cada quien.