Navegue entre los 11 resultados para "

Cartier Crash

"

11 anuncios patrocinados
Ordenar por
Popular
Cartier Crash
Crash 1991 - Full Set - 1 Owner
5 230 178 MX$
Más gastos de envío
Vendedor privado
Popular
Cartier Crash
Yellow Gold London Crash
17 832 561 MX$
+ 1342 MX$ gastos de envío
Patrocinado
Cartier Crash
Crash
4 868 228 MX$
Más gastos de envío
Vendedor privado
Cartier Crash
London Limited Edition of 10 Pieces Skeleton Rare Platinum WHCH0007 - ATS-W007963
14 727 199 MX$
Envío gratuito
Chrono24 Direct
Popular
Cartier Crash
WGCH0031
Precio a petición
+ 4524 MX$ gastos de envío
Popular
Cartier Crash
White Gold Paris
Precio a petición
+ 4339 MX$ gastos de envío
Popular
Cartier Crash
Paris | 1991
Precio a petición
+ 11 166 MX$ gastos de envío
Cartier Crash
2774
Precio a petición
Envío gratuito
Popular
Cartier Crash
Métiers d’Art Crash Tigrée Métamorphoses HP101529
Precio a petición
+ 11 166 MX$ gastos de envío
Popular
Cartier Crash
2774 with Diamonds in White Gold
Precio a petición
+ 11 166 MX$ gastos de envío
Popular
Cartier Crash
Métiers d’Art Crash Tigrée Métamorphoses HPI01529 Limited 50 Pcs
Precio a petición
+ 4339 MX$ gastos de envío

Cartier Crash: un clásico de los relojes de forma

El Cartier Crash parece sacado de un cuadro de Salvador Dalí. Su forma inusual, su interesante historia y su rareza lo convierten en una codiciada pieza de coleccionista.


El reloj surrealista de Cartier

El Cartier Crash es uno de los relojes de lujo más originales que existen. Su forma es realmente única, ya que la caja es un óvalo deformado. Los números romanos de la esfera, típicos de Cartier, también están deformados. El conjunto recuerda mucho a los relojes de la obra maestra surrealista de Salvador Dalí "La persistencia de la memoria". Por ello, a los fans de Cartier les gusta llamar al Crash el "Cartier Dalí".

El Crash hizo su debut en 1967, diseñado por Jean-Jacques Cartier, entonces jefe de Cartier Londres, y el diseñador Rupert Emmerson. Cuenta la leyenda que la inspiración fue un Cartier Baignoire ovalado que se había roto en un accidente de coche —una bonita historia, pero nada más—. En realidad, Cartier y Emmerson solo querían crear un reloj que reflejara el ambiente del Londres de los años sesenta.

Cartier Londres produjo el Crash en cantidades muy reducidas hasta principios de la década de 1970 y lo reeditó desde mediados hasta finales de la década de 1980. Estos raros relojes también se conocen como "London Crash" y son muy codiciados por los coleccionistas. En 1990, Cartier París presentó un Crash fabricado en platino, y un año más tarde produjo una edición de 400 piezas en oro. En consonancia con su origen, estos relojes reciben el sobrenombre de "Paris Crash".

Desde entonces, Cartier ha ido lanzando nuevas versiones del Crash a intervalos irregulares. En 2013, por ejemplo, se lanzó una versión con brazalete de oro y eslabones en forma de gota. En 2015 y 2016, Cartier lanzó varias versiones esqueletizadas. En 2017, el Crash Radieuse apareció como parte de la colección Libre.

Razones para comprar un Cartier Crash

  • Diseño único
  • Codiciadas piezas de coleccionista
  • Disponible en oro rojo, amarillo, blanco o platino
  • Con calibres de manufactura
  • Modelos destacados con alto grado de esqueletización

Tabla de precios del Cartier Crash

Núm. ref. Precio (aprox.) Material / Tamaño / Calibre
Paris Crash 079-91 259 000 € Oro amarillo / 38 mm x 22 mm / 160
Paris Crash 2774 193 000 € Oro blanco, diamantes / 38 mm x 22 mm / 160
Paris Crash 2463 184 000 € Oro amarillo, diamantes / 38 mm x 22 mm / 160
Crash (Swiss made) WL420047 PG 142 000 € Oro rojo, diamantes / 39 mm x 26 mm / 8970 MC

¿Cuánto cuesta un Cartier Crash?

Los precios de los escasos ejemplares del Cartier Crash disponibles en el mercado oscilan entre los 140 000 € y 260 000 €. Estos suelen ser en su mayoría variantes del "Paris Crash". Con un poco de suerte, también podrá encontrar un Crash Skeleton en este rango de precios.

Si le ha echado el ojo a un "London Crash", sus posibilidades de éxito son mucho menores. Estos relojes se produjeron en tan pocas cantidades que apenas se encuentran en el mercado hoy en día. De vez en cuando aparecen ejemplares sueltos en subastas, donde suelen batir récords de venta. En mayo de 2022, por ejemplo, un Crash de 1967 alcanzó una puja máxima equivalente a 1.38 millones de euros, lo que lo convirtió en el Crash más caro jamás vendido.


El Cartier Crash en detalle

En los más de 55 años transcurridos desde su presentación, el Crash apenas ha cambiado. Sin embargo, todas las variantes de este inusual reloj tienen sus propias características. Por ejemplo, los modelos London, Paris y Crash moderno difieren en tamaño. Mientras que el London original tiene una caja de 43 mm x 25 mm, la caja del "Paris Crash" mide solo 38 mm x 25 mm. Las versiones modernas del reloj, en cambio, están disponibles en tamaños comprendidos entre 39 mm x 22 mm y 45 mm x 28 mm. Esto incluye el London Crash Re-Edition, diseñado exactamente según las dimensiones del Crash de 1967 y que solo puede adquirirse en la Boutique Cartier de Londres. Cartier produce un máximo de un ejemplar de este reloj al mes.

Aparte de por su tamaño, también se pueden distinguir las distintas versiones del Crash por sus esferas. Mientras que casi todos los modelos Crash tienen una esfera blanca plateada con números romanos negros distorsionados, los relojes fabricados en Londres llevan la palabra "London" sobre el 6. Los relojes de Cartier París llevan la inscripción "Paris". Para los relojes de la generación moderna, Cartier utiliza simplemente "Swiss made" en la parte inferior de la esfera como denominación de origen.

Un modelo visualmente interesante es el Crash Radieuse, presentado en 2017. En este reloj, los números están superpuestos por anillos concéntricos que imitan las olas de un lago. Este "patrón de olas" continúa en el bisel. Cartier solo fabricó el Crash Radieuse 50 veces, por lo que es muy difícil de encontrar en el mercado.

El calibre del Cartier Crash

Cartier utilizó el calibre 841 de cuerda manual con 17 rubíes de Jaeger-LeCoultre en la primera generación del Crash. El calibre 160 de Cartier se utilizó después en los relojes de los años 80, 90 y principios de los 2000. Este movimiento es básicamente una versión ligeramente modificada del movimiento JLC.

Los relojes más recientes suelen albergar calibres de cuerda manual 8970 MC u 8971 MC, que también se utilizaron en algunos modelos Tank durante un tiempo. También en este caso, un calibre JLC, el 846 para ser exactos, sirve de base. La situación es algo diferente con las versiones esqueletizadas del Crash. Para estos relojes, Cartier desarrolló el movimiento de reloj de forma 9618 MC, para que se adapte a la caja.


¿Quién lleva un Cartier Crash?

Dado el reducido número de relojes Crash que se han fabricado hasta la fecha, no es de extrañar que el reloj sea mucho menos conocido que, por ejemplo, un Tank o un Santos. No obstante, el Crash se ha hecho mucho más visible para el público en los últimos tiempos, en gran parte gracias a celebridades como Kanye West, Tyler, the Creator y Jay-Z. Todos estos raperos han sido vistos luciendo este inusual reloj en su muñeca en distintas ocasiones.