¿Por qué Chrono24? Iniciar sesión

Algunas marcas de joyas y moda apuestan por los relojes de lujo, pero ¿cumplen con las expectativas?

Pascal Gehrlein
06.06.2019
Algunas marcas de joyas y moda apuestan por los relojes de lujo, pero ¿cumplen con las expectativas?

 

Si piensa en marcas de relojes de lujo, ¿qué nombres se le ocurren primero? Probablemente Omega, Rolex, Patek Philippe. Sin embargo, especialmente en los últimos dos años, marcas como Hermès, Montblanc, Bulgari… han conseguido en los últimos tiempos una notoriedad remarcable. Con innovaciones técnicas, diseños audaces y unas campañas de marketing muy inteligentes, estas marcas se están ganando el aprecio de los aficionados a la relojería. ¿A qué modelos hay que prestar atención?

 

 

Bulgari: el estilo romano en la industria relojera

Ninguna marca es tan conocida como Bulgari en el mundo del lujo, con sus joyas, accesorios, hoteles y relojes. La marca con sede en Roma fue fundada en 1884 por Sotiro Bulgari.

La mezcla de influencias romanas y griegas convertió al entonces todavía pequeño negocio familiar, cuyo público se basaba en la Roma rica y famosa, fuera un lugar de encuentro privilegiado para comprar nuevas piezas de joyería. Pero no fue hasta 1940 que los hijos de Sotiro ampliaron su catálogo con el conocido reloj Serpenti. Ninguna marca es tan conocida como Bulgari en el mundo del lujo, con sus joyas, accesorios, hoteles y relojes. Aunque no esté familiarizado con el mundo de los relojes, probablemente ya haya visto este modelo. El reloj serpentea alrededor de la muñeca imitando los movimientos de una serpiente. Además, en la caja y la esfera, la cabeza de la serpiente se encarga de indicar la hora. Incluso hoy en día, el reloj Serpenti es la opción preferida por muchas estrellas de Hollywood como Julianne Moore y Charlize Theron. El año 1980 supuso un hito para la empresa, que pasó de ser una marca de joyería a convertirse también en una marca de relojes de lujo bajo la denominación Bulgari Haute Horlogerie SA, un nombre que es ya toda una declaración de principios. Para hacer aún más explícitos sus objetivos, se creó la sede de la firma en la localidad de Neuchatel, Suiza, territorio por excelencia de los relojes de lujo. Como Rolex, entre otas marcas, Bulgari está trabajando en la integración vertical, y hoy en día no solo crea movimientos, sino también cajas, diales y brazaletes. Las diferentes tareas a realizar se dividen entre varios lugares, desde La-Chaux-de-Fonds a Le Sentier y Neuchatel. El sector encargado de la creación de relojes de Bulgari tiene aproximadamente 385 empleados.

En 2004, Bulgari produjo su primera complicación importante, desarrollada completamente en la empresa y equipada con un tourbillon. No obstante, Bulgari alcanzó la popularidad entre los aficionados de los relojes a partir de 2012. El Octo, un reloj con una inconfundible caja octogonal, ayudó a lograr este éxito. La pregunta que se plantea toda marca de relojes es, sin duda, cómo distinguirse de la competencia y sus modelos. Esto es especialmente cierto para marcas que no han participado directamente en eventos como el primer aterrizaje lunar, el ascenso al Monte Everest u otros momentos históricos que permiten extender la reputación de un modelo a «algo más que» relojes de lujo. Bulgari supo entender este desafío como una motivación para transcurrir otros caminos y encontrar su propio reconocimiento. En retrospectiva, no fue en absoluto una mala idea trabajar con Gerald Genta, el diseñador del Royal Oak y el Nautilus. Ya en 1999, Bulgari compró la marca Gerald Genta con este propósito. El «diseño clásico de Genta» se fusionó con las características tradicionales de los relojes Bulgari. Pero, ¿qué hace que el Octo sea un verdadero competidor para otros relojes deportivos de lujo?

El Octo Finissimo Automatic 2017 ya es un icono para muchos. Quizás sea porque este reloj aloja el calibre automático más fino del mundo, el calibre BVL138. Con un grosor de tan solo 2.23 mm, es una obra maestra de la técnica. El reloj al completo mide solo 5.15 mm. Gracias al fondo de cristal de zafiro, se puede contemplar el microrotor integrado construido en platino 950 y con una reserva de energía de 60 horas. En Baselworld de 2019, Bulgari presentó el Octo Finissimo Chronograph GMT Automatic, con el que vuelve a superar su propia creación y ya ha alcanzado su quinto récord mundial con el movimiento cronógrafo BVL318, que mide solo 3.30 mm de grosor.

Con el Octo, Bulgari avanza en la dirección correcta y demuestra que vale la pena correr riesgos. Dicho Octo es llamativo y diferente. A pesar de que este modelo presenta un diseño innovador ya desde la primera versión, Bulgari está probando nuevas modificaciones y efectuando más cambios importantes en comparación con la mayoría de las «casas relojeras tradicionales». Esto permite que los modelos Octo, en mi opinión, sean una alternativa real a los Piaget Polo, Panerai Luminor o Hublot Big Bang.

 

 

Montblanc: ¿De la pluma al cronógrafo vintage?

Yo asocio dos cosas con Montblanc: Winston Churchill y un sabio consejo de mi abuelo en la época de mi infancia. Así, mientras hacía mis deberes, este me aleccionó sobre por qué no debía escribir con una pluma rota: «Una pluma mala no puede escribir buenas historias». Y tenía razón… Más tarde, me regaló una pluma Montblanc. La verdad es que en aquel momento nunca hubiera relacionado Montblanc con relojes. Pero ahora es diferente.

Pasaron muchos años desde la fundación de la empresa en Munich en 1906 y la aparición de su primer reloj en el mercado. Esta empresa creó su primer reloj, el Star, en 1997. Esto fue cuatro años después de que el Vendome Luxury Group S.A, conocido hoy como Grupo Richemont, se hiciera cargo de Montblanc. Coincidencia o no, este modelo se basó en la famosa pluma estilográfica «Meisterstück». Desde entonces ha llovido mucho en Le Locle, hogar de la manufactura Montblanc y también de Tissot, Zenith Ulysse Nardin y otras marcas. Aunque los primeros diseños se inspiraron en los instrumentos de escritura de la marca para decidir el color del dial y otros detalles, Montblanc está, en mi opinión, encontrando cada vez más su propio «estilo de reloj» en los modelos actuales. Si pensamos en Montblanc, es probable que lo primero que nos venga a la cabeza sea un reloj de vestir clásico que, junto a la pluma adecuada, encaja perfectamente en el entorno empresarial. Sin embargo, en el catálogo actual de Montblanc destacan por encima de todo los cronógrafos de inspiración vintage. La cuestión de si alguien que compra una pluma estilográfica clásica estará también interesado en adquirir un cronógrafo deportivo sigue abierta. No obstante, en mi opinión, las recientes innovaciones de Montblanc tienen mucho que ofrecer a los entusiastas de los relojes, y buscan alcanzar a otros modelos en su rango de precios, como el Breitling Navitimer, el Tag Heuer Autavia o el IWC Pilot’s Chronograph.

Con esta colección, Montblanc ha sabido aprovechar las ventajas que aportan pertenecer a un gran grupo y usar los diseños clásicos de Minerva, una manufactura especializada en cronógrafos y cronómetros. Richemont orquestó esta colaboración en 2006 y decidió apoyar a partir de ese momento el trabajo de Montblanc. Con esta compra, realizada casi de la noche a la mañana, el grupo se hizo con una gran pieza de tradición relojera y saber hacer artesanal. El resultado es un cronógrafo 1858 vintage modernizado. El aspecto de la versión de bronce destaca especialmente frente a otros cronógrafos en el mercado. Una acción inteligente por parte de Montblanc para obtener más visibilidad. El reloj presenta un aspecto equilibrado gracias al diseño del dial, que sigue el clásico estilo del Bicompax. La pátina está presente en las manecillas y en el acabado de la esfera. En cambio, un punto a menudo discutido es el movimiento, que sería el culpable, según algunas opiniones, de que Montblanc no hubiera alcanzado la calidad de otras marcas. Este modelo usa un movimiento de cronógrafo SW500, creado por Sellita. Un calibre muy sólido y de uso frecuente en otros ejemplares (por ejemplo, de TAG Heuer y IWC).

Aunque la tradición y la historia de la marca están claramente relacionadas con los útiles de escritura de alta calidad, Montblanc está encontrando su sitio en el mundo de los relojes de lujo.

 

Hermès Arceau l’heure de la lune
Hermès Arceau l’heure de la lune

 

Hermès – Correas y complicaciones

Fundada en 1801 en París por Thierry Hermès, un joven guarnicionero. Hermes se dedicaba a elaborar sillas de montar y arneses para caballos nobles. Ya en 1859, después de que el hijo de Thierry se hiciera cargo de la empresa, la marca se dio a conocer a nivel internacional. Después de un viaje a los EE.UU. decidió ampliar la gama de productos a maletas, bolsas y otros accesorios de viaje. En 1928, Hermès, finalmente se sumergió en el mundo de los relojes de lujo. 50 años más tarde abrieron Hermès «La Montre Hermès’, cerca de Bienne. La adquisición del fabricante Vaucher en 2006, y la compra de Natéber SA y Joseph Erard SA seis años después, contribuyeron a ampliar sus conocimientos en el sector. Gracias a estas competencias se erigió «Les Ateliers d‘Hermès Horloger», que combina la producción de cajas y esferas bajo un mismo techo. Además de sus propios modelos, Hermès también trabajó con otras casas conocidas como Jaeger LeCoultre, Universal Geneve y Rolex. La profundidad de esta cooperación abarcó desde la venta de relojes hasta las boutiques propias y el desarrollo conjunto de modelos especiales, como el Reloj Atmos, que presentó en 2013 con JLC.

Una de las señas de calidad que Hermès presenta hoy en día es el excelente trabajado del cuero. Hermès traslada esta experiencia a la creación de correas, tanto para sus relojes como para otras marcas. Quién disponga de un reloj de Hermès sabe de lo que hablo. Las costuras y la suavidad de las creaciones en cuero son de una calidad que pocas veces se encuentra en el mercado.

La experiencia y el saber hacer artesanal adquiridos por Hermès en los últimos años son evidentes en el reloj Hermès L’Heure de la Lune. Este modelo se presentó en el 2019 en el SIHH, y fue lo más destacado de la feria para muchos aficionados. La caja es de oro blanco y tiene un tamaño de 43 mm. En este modelo, Hermès mostró la fase lunar de una forma completamente nueva, usando no solo una subesfera desplazada, sino el centro mismo del dial, en el que muestra dos lunas, una para el hemisferio norte y otra para el sur. El hecho de que el sur aparezca en este reloj por encima de la luna norte es un ejemplo más del diseño inusual del reloj. Los discos de L’Heure de la Lune laten al ritmo del calibre H1837 de Hermès, desarrollado por Jean-François Mojon, el fundador de Chronode SA. Las versiones disponibles con esfera gris y azul están limitadas a 100 piezas y se venden con una correa de cocodrilo de Hermès.

Hermès sigue su propio camino y ofrece un diseño peculiar de complicaciones ya existentes. Marcas como Bulgari, Montblanc y Hermès disponen de menos popularidad entre los aficionados a la relojería que las marcas tradicionales, pero hacen avanzar la industria del reloj con sus nuevas ideas. Las habilidades que han adquirido en otras áreas de fabricación y desarrollo aumentan la calidad y alcance de su producción de relojes de lujo.

 

Seguir leyendo

Hermès’ cautiva en el SIHH: Arceau L’Heure de la Lune y Galop d’Hermès

La carrera por crear el reloj más plano del mundo

La magia de una buena correa o brazalete


Pascal Gehrlein
De Pascal Gehrlein
06.06.2019
Ver todos los artículos

Otros artículos destacados