02/05/2018
 8 minutos

Cinco Omega Speedmasters modernos que merecen nuestra atención

De Robert-Jan Broer
Five-Special-Speedmaster-models-min

Para puristas y no puristas

2017 marca el 60 aniversario del primer Omega Speedmaster. El cronógrafo, que se convirtió en el Moonwatch en 1969 por tratarse del primer reloj ceñido por un astronauta en la superficie de la Luna, sigue formando parte hoy en día del equipo oficial de los astronautas de la NASA. La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio no eligió este modelo al azar, por supuesto, sino que fue el mejor en las pruebas realizadas por los ingenieros de la Administración que observaron la capacidad de los relojes para resistir las extremas condiciones del espacio.

Omega ha mantenido el Speedmaster «Moonwatch» en producción con un movimiento Lemania, a pesar de que sus otros relojes han sido equipados con movimientos de producción propia con la certificación «Master Chronometer». Lo bueno de esta decisión es que el Speedmaster Professional sigue siendo uno de los relojes Omega más accesibles y asequibles.

Sin embargo, para aquellos que quieran disfrutar del icónico diseño del Moonwatch, pero a los que también les gustaría un movimiento de producción propia, una caja de 44,25 mm, cristal de zafiro y función de fecha, por ejemplo, Omega ha creado diversas variaciones modernas del Speedmaster (por ejemplo, Dark Side of the Moon, Racing, Moonphase Master Chronometer).

Ediciones limitadas

Omega ha decidido celebrar el 60 aniversario con una edición limitada del Speedmaster que se parece mucho al reloj original de 1957. Este reloj se limita a una tirada de 3.557 ejemplares. Puede que los puristas se quejen de la cantidad de modelos en edición limitada que las marcas lanzan cada año, pero el hecho es que hay mucha demanda de ellos. Estos modelos Speedmaster de edición limitada tienen muchas posibilidades de resultar realmente valiosos con el paso del tiempo.

Algunos modelos de la colección han tenido un éxito innegable desde el principio. Por ejemplo, el Speedmaster Silver Snoopy Award de 2015, cuya edición limitada produjo solo 1.970 piezas (1970 fue el año de la misión Apolo 13 que conmemora el reloj Snoopy Award). Los precios de estos relojes han llegado a los 20.000 euros, a pesar de que el precio original era de 6.000 euros.

Otras ediciones limitadas del Speedmaster no funcionaron tan bien. Por ejemplo, la edición limitada del Speedmaster Moon to Mars o la edición del 40 aniversario del Apolo XVII. Dicho esto, el primer Speedmaster Snoopy Award de 2003 tampoco funcionó muy bien durante sus primeros años. Una vez que los 5.441 ejemplares que formaban la edición se vendieron, sin embargo, la gente lamentó repentinamente su decisión de no comprar uno y desde entonces los precios han alcanzado casi tres veces su precio de venta al público de 2003.

Números altos, alta demanda

Omega Speedmaster Speedy Tuesday
Omega Speedmaster Speedy Tuesday

Una edición limitada de 2.000 relojes o más no resulta muy limitada. Si bien eso es cierto, debe tener en cuenta que muchas de estas ediciones se agotan rápidamente. A principios de este año, vimos que la edición limitada del Speedmaster «Speedy Tuesday» (un guiño a la comunidad de coleccionistas de Speedmaster) se agotó en solo cuatro horas y media. Esta edición se limitó a 2.012 piezas (ya que la comunidad Speedy Tuesday comenzó en 2012) y la lista de espera cuenta con otras 7.500 personas.

Se podría argumentar que la cantidad de relojes de edición limitada es muy alta, pero también lo es la demanda. Además, el número total de unidades producidas por Omega se estima en alrededor de 700.000 cada año. Esto significa que 1.970 relojes Speedmaster Silver Snoopy Award ni siquiera representan el 0,29% de la producción total de los relojes Omega.

Cinco relojes Omega Speedmaster modernos

Aquí hemos seleccionado cinco relojes Speedmaster modernos a los que vale la pena prestar atención. No se trata solamente de ediciones limitadas, por supuesto, sino también de modelos que nos han impresionado. Asumámoslo, el Speedmaster no es solo para coleccionistas, también es un reloj de pulsera perfecto para todos los días.

Speedmaster Moonphase Co-Axial Master Chronometer

Este Speedmaster presenta toda la última tecnología de Omega en una de sus colecciones más legendarias. El modelo Moonphase mide 44,25 mm de diámetro y está disponible en varias versiones (acero, dos tonos, oro o platino). Preferimos el modelo de acero inoxidable con una esfera azul o negra. Este modelo no solo tiene una hermosa fase lunar y complicación de calendario, sino que también presenta pequeños detalles como las huellas de los primeros astronautas en el disco lunar, visibles solamente si se mira muy de cerca a la luna.

El calibre 9904 de Omega da vida a este Speedmaster Moonphase Co-Axial Master Chronometer. Este movimiento se basa esencialmente en su calibre de cronógrafo 9300, pero tiene una complicación adicional de fase lunar y calendario y, por supuesto, está certificado como un Master Chronometer. La certificación de Master Chronometer es mucho más difícil de obtener que la de un cronómetro «normal». Además de tener una mejor precisión, también está probado y certificado para resistir campos magnéticos de hasta 15.000 gauss. Este reloj podría convertirse fácilmente en su reloj diario favorito.

Speedmaster Apollo XVII Gold

Omega Speedmaster Apollo XVII
Omega Speedmaster Apollo XVII, Imagen: Bert Buijsrogge

Si le apetece el toque Midas, también tiene a su disposición el Speedmaster Professional de oro. Este modelo en particular fue presentado al público en la feria BaselWorld de 2017 y conmemora la misión de 1972 de la NASA, que fue la última vez que un hombre puso un pie en la Luna. Uno de los astronautas de la misión Apolo XVII, Eugene Cernan, falleció a principios de este año. Esta edición limitada de solo 272 piezas en oro está grabada con las palabras «Homenaje a Eugene Cernan» en el reverso de la caja, en reconocimiento a su labor como embajador de Omega durante años.

Este Speedmaster de 42 mm tiene especificaciones idénticas al Moonwatch estándar en acero inoxidable, pero también cuenta con un par de elementos únicos. Uno de esos elementos es el parche de la misión Apolo XVII en oro que se encuentra en la subdivisión a las nueve en punto. El mismo parche de misión de oro se puede encontrar en el reverso de la caja. La esfera azul se corresponde con el bisel de cerámica azul.

Dentro del reloj late el calibre 1861 de Omega, que se basa en un movimiento de cronógrafo Lemania. De hecho, Omega ha utilizado este mismo calibre en sus modelos Speedmaster Professional «Moonwatch» (con algunas variaciones) desde 1968. Considerando que la producción está limitada a 272 piezas y que este reloj está hecho de oro de 18 quilates, sin duda será un modelo buscado en el futuro.

Speedmaster Tintín

Si bien inicialmente se presentó como Speedmaster Professional Racing en 2013, parece que Omega pretendía homenajear a Tintín con este reloj. Su esfera presenta el cohete de la famosa historia de «Aterrizaje en la Luna». Sin embargo, el cohete nunca llegó a la Luna, ya que los representantes de Hergé no quisieron colaborar con Omega. Poco después de que esta historia salió a la luz, el reloj fue apodado el «Speedmaster Tintín».

El reloj solo estuvo en producción durante un breve período de tiempo y se estima que se fabricaron aproximadamente 3.000 piezas. Existe una gran demanda del Speedmaster Tintín entre los coleccionistas, especialmente entre aquellos a los que también les gustan los cómics del conocido personaje belga. Este modelo podría convertirse en una pieza de alto valor para los coleccionistas en el futuro.

Además de los cuadros rojos y blancos en el dial, la parte posterior de la caja también es un poco diferente respecto al Speedmaster Professional Moonwatch estándar. Los lemas «Flight-Qualified By NASA For All Manned Space Missions» y «The First Watch Worn On The Moon» están grabados en el reverso y rellenos de laca roja. Este reloj se vendía en una caja de cuero rojo (versiones anteriores), así como en una lujosa caja de madera. El tipo de caja no debería suponer una gran diferencia en términos de valor. El Speedmaster Tintín está propulsado por el calibre 1861 de Omega.

Speedmaster Apollo XI 45th Anniversary

Cada 5 años, Omega conmemora el aterrizaje del Apolo XI en la Luna con un Speedmaster de edición limitada. Fue esta misión la que hizo que el Omega Speedmaster fuera conocido como el «Moonwatch», ya que el reloj estaba ceñido a las muñecas de los tres astronautas de la NASA durante la misión: Michael Collins, Edwin «Buzz» Aldrin y Neil Armstrong. La leyenda dice que Armstrong dejó su Speedmaster a bordo del Módulo Lunar dado que el reloj Bulova había dejado de funcionar. Si esto fue realmente así, como parece, el Speedmaster de Buzz Aldrin fue el primer reloj usado sobre la superficie de la Luna.

En 2014, Omega celebró el 45 aniversario del alunizaje con este muy especial Speedmaster. Se podría decir que esta edición es uno de los Moonwatch Speedmaster más inusuales. Estaba hecho enteramente de titanio, material usado por primera vez en un Moonwatch, y tenía un bisel de oro Sedna. El Sedna es la aleación de oro rosa de 18 quilates de Omega. Está hecho para que siempre conserve su color (y no se vuelva amarillo con el tiempo, como lo hace el oro rosa normal). En el interior se encuentra el cronógrafo de cuerda manual de calibre 1861.

El dial es una pieza única hecha con técnicas de corte mediante láser y luego tratada con PVD negro. Limitada a 1.969 piezas, esta edición se vendió en tiendas por aproximadamente 6000 euros. Los precios han subido desde entonces, pero debería poder encontrar uno si está dispuesto a pagar un margen.

Speedmaster Silver Snoopy Award

Se podría decir que hay dos ediciones limitadas que son casi un éxito garantizado: la Apollo XI y la Apollo XIII. La misión del Apolo XIII en 1970 casi terminó muy mal, pero gracias a los inteligentes ingenieros de la NASA en tierra y los propios astronautas, el problema se solucionó. La misión Apolo XIII se usa a menudo como un ejemplo de ingenio a la hora de resolver problemas informáticos.

El Speedmaster también jugó un papel importante en el regreso sanos y salvos de los astronautas del Apolo XIII. En su camino a casa, los cohetes de la lanzadera debían aumentar su intensidad durante exactamente 14 segundos para alcanzar la atmósfera en el ángulo correcto, de lo contrario la cápsula se incendiaría. La función del cronógrafo en el Speedmaster se usó para medir la duración exacta del impulso. Por su papel crucial en el regreso, Omega recibió el honor más alto de la NASA en octubre de 1970: el Premio Silver Snoopy. Este premio se otorga a los proveedores y personal de la NASA que realizan tareas extraordinarias. Ahora sabe por qué hay un dibujo de Snoopy en este modelo Speedmaster.

En 2015, para conmemorar el 45 aniversario de la misión Apolo XIII, Omega presentó el Speedmaster Silver Snoopy Award. Se vendió en pocas horas. Solo se crearon 1.970 ejemplares. El precio de venta inicial fue de 6.000 euros, pero los precios casi se triplicaron con el paso del tiempo. Si puede encontrar uno, espere pagar entre 13.000 y 16.000 euros. Como se mencionó en la introducción de este artículo, Omega ya tenía una edición Speedmaster Snoopy, que se presentó en 2003, convirtiéndose este nuevo modelo en el segundo Snoopy Speedmaster.

Tantas variaciones

El Speedmaster está disponible en muchas versiones, algo que puede llegar a ser bastante confuso. Para simplificar un poco las opciones, el Speedmaster Professional de cuerda manual se basa en el primer Speedmaster de 1957 y se considera el auténtico «Moonwatch». Estos relojes están equipados con un movimiento de cronógrafo Lemania y sus cajas miden 42 mm de diámetro.

Sin embargo, Omega ha creado versiones más pequeñas y más grandes, con movimientos automáticos e incluso un par de versiones digitales (X-33), pero estas son todas variaciones realizadas sobre el diseño original del Moonwatch. El Speedmaster tiene una gran base de seguidores y posiblemente sea el reloj Omega que atrae a más coleccionistas. Como hay tantas variaciones disponibles, tanto modernas como vintage, completar esta colección puede convertirse fácilmente en una historia interminable. Lo divertido es que cada día se descubren nuevos ejemplares con interesantes diferencias.

Leer más sobre Omega

Relojes de leyenda: Omega Speedmaster Professional Moonwatch

Relojes de James Bond: de Rolex a Omega, y más allá


Sobre el autor

Robert-Jan Broer

Robert-Jan es el fundador de Fratello Magazin, revista en la que escribe desde 2004, aunque descubrió su pasión por los relojes mucho antes. De hecho, incluso llegó …

Ir al autor

Últimos artículos

Los mejores relojes por unos 1000 €
02/01/2024
Relojes top 10
 6 minutos

Nuestro top 10 de relojes por unos 1000 €

De Jorg Weppelink
2-1-Top-3
12/20/2023
Relojes top 10
 7 minutos

Los 10 mejores relojes por menos de 10 000 €

De Jorg Weppelink
Top-10-Rechteckige-Uhren-2-1
12/12/2023
Relojes top 10
 8 minutos

Los 10 relojes rectangulares y cuadrados más bonitos

De Sebastian Swart