10/28/2022
 6 minutos

El Audemars Piguet Royal Oak y el Royal Oak Offshore: similitudes y diferencias

De Jorg Weppelink
Why-the-diameter-is-not-important-for-choosing-your-watch-2-1

Si entiende algo de relojes, es probable que esté familiarizado con el Audemars Piguet Royal Oak. Y también es posible que haya oído hablar de Gérald Genta, quien lo diseñó. ¿Pero sabía usted que Genta odiaba el Royal Oak Offshore? ¿Y que, durante mucho tiempo, el Offshore no fue el éxito comercial que la marca esperaba? El Audemars Piguet Royal Oak es, por supuesto, uno de los relojes más populares e icónicos del mundo, pero, con el tiempo, el Audemars Piguet Royal Oak Offshore también ha ido adquiriendo un estatus de leyenda. Aprenda más sobre el Royal Oak y el Royal Oak Offshore, y descubra su historia en común. 

La historia del Audemars Piguet Royal Oak

La historia comienza con el Audemars Piguet Royal Oak «Jumbo» presentado en 1972. En aquella época, el Royal Oak era toda una declaración de estilo. Era grande («Jumbo»), con una caja de 39 mm, brazalete integrado y un aspecto muy técnico e industrial. En un mundo de relojes de menor tamaño, la mayoría de ellos de vestir, destacaba al instante. Además, el Royal Oak era carísimo. El reloj que se suponía que iba a rescatar a Audemars Piguet de la revolución del cuarzo inicialmente parecía ser un ejemplar extravagante para una clientela muy selecta. Y, al principio, desde luego lo era. Este modelo de acero inoxidable se vendía por 3300 francos suizos cuando se lanzó. Costaba más que un reloj de vestir de oro de Patek Philippe y diez veces más que un Rolex Submariner. 

Die „Jumbo“ war die erste Audemars Piguet Royal Oak.
La historia del Audemars Piguet Royal Oak empieza con el «Jumbo».

Explorando diferentes formas con el Audemars Piguet Royal Oak  

Pero no solo era su precio lo que lo hacía extraordinario. Con su diseño, Genta exploró diferentes opciones en cuanto a formas, materiales, ingeniería y ejecución, con lo que creó básicamente toda una nueva categoría de relojes. Este modelo de acero con brazalete integrado se volvió extremadamente popular y trajo al mundo el reloj deportivo de lujo moderno. Como muchos saben, Genta después también diseñó el Patek Philippe Nautilus y el IWC Ingenieur. Si se fija bien en esta trilogía de relojes deportivos, verá que el diseñador suizo hizo algo muy ingenioso: exploró tres formas simétricas rudimentarias para el bisel que definieron estos relojes.  

La magia del concepto Royal Oak 

Genta empleó un bisel de forma octogonal para el Royal Oak, un bisel cuadrado para el Nautilus y uno redondo para el Ingenieur. Esta exploración y aplicación de distintas formas muestra la verdadera genialidad del trabajo de Genta. No solo buscaba crear un reloj hermoso (algo que se debatió intensamente cuando se lanzó el Royal Oak), sino que conceptualizó los diseños mucho más a fondo. La magia del Audemars Piguet Royal Oak se encuentra en varios componentes clave. El primero es el bisel octogonal, con su aspecto industrial y sus tornillos visibles. El segundo es el brazalete integrado, mientras que el tercer elemento esencial es el estilizado perfil del reloj, que realza su elegancia y lo hace muy agradable de llevar. Este tercer aspecto suele pasase por alto, pero se trata de una característica crucial que también está presente en el Royal Oak Offshore. 

Gérald Genta und Audemars Piguet erfanden ein völlig neues Uhrendesign.
Gérald Genta y Audemars Piguet concibieron una forma totalmente nueva de diseñar relojes.

Audemars Piguet: ejecutado a la perfección 

Genta y Audemars Piguet experimentaron con múltiples opciones de materiales, ingeniería y ejecución para hacer realidad su concepto de la mejor manera posible. Audemars Piguet también necesitaba un movimiento ultrafino, y lo encontró en el calibre automático 2121, que se ha convertido en una leyenda entre los amantes de los relojes. Este movimiento, con un hermoso acabado, tan solo mide 3.05 mm, lo que permite que la altura total del Royal Oak «Jumbo» sea de solo 7 mm. Para los primeros prototipos, Audemars Piguet usó oro blanco en lugar del acero inoxidable empleado en los modelos finales. El resultado sorprendió al mundo de la relojería cuando se presentó en la Basel Fair de 1972, y algunos años después se reconocería como un modelo innovador que redefinió nuestra forma de entender los relojes.   

El legado del Audemars Piguet Royal Oak «Jumbo» 

Cincuenta años después de su introducción, el Royal Oak de Gérald Genta no solo es uno de los relojes más reconocibles del mundo, sino también uno de los más populares. Este año, Audemars Piguet ha lanzado una colección totalmente nueva del Royal Oak. El cambio más importante son los nuevos movimientos. Es un paso lógico, pues estos calibres modernos garantizarán el futuro de estos relojes en los años venideros. Lo que también destaca es que el equipo de diseño del Audemars Piguet no ha efectuado ningún cambio significativo en el Royal Oak. Aunque las ligeras mejoras realizadas por la marca no han pasado desapercibidas entre los expertos y los aficionados, el brillante concepto y diseño de Genta se han mantenido prácticamente intactos. Medio siglo después de su creación, se trata de un logro impresionante. 

Die Royal Oak Offshore als ganz neue Version von Gérald Gentas Ikone.
El Royal Oak Offshore era una versión totalmente nueva del icono horológico de Gérald Genta.

El Audemars Piguet Royal Oak Offshore 

Pero esto no significa que Audemars Piguet no intentase expandir la colección Royal Oak. En 1989, el co-CEO de Audemars Piguet, Stephen Urquhart, pidió al diseñador Emmanuel Gueit, de 22 años de edad, que creara una nueva versión del Audemars Piguet Royal Oak más atractiva para hombres jóvenes. Para conseguirlo, Gueit tomó un reloj masculino «típico» y radicalizó sus proporciones, haciéndolo más grande, más grueso y más atrevido. Asimismo, adoptó el concepto del Royal Oak de Genta, con un enfoque deconstruido de este famoso diseño como la principal característica estética del Audemars Piguet Royal Oak Offshore. El reloj se creó y ensambló con una enorme junta de goma y tornillos en el bisel. El resultado fue un voluminoso reloj de acero inoxidable de 42 mm, con un grosor de 16 mm. Con su pesado brazalete de acero, este modelo era una osada interpretación del Royal Oak, extrema en todos los sentidos. Con 42 mm de diámetro, era un reloj muy grande para su época, lo que le ganó el apodo de «The Beast» («la bestia»). 

Por qué el Audemars Piguet Royal Oak Offshore enfureció a Gérald Genta 

Pero Urquhart también reconoció que esta nueva versión del icónico Audemars Piguet Royal Oak era una apuesta atrevida que no todos iban a apreciar, por lo que pospuso el lanzamiento del Offshore un par de años. Finalmente, se presentó en la Baselworld de 1993. Muchos entusiastas de los relojes no quedaron nada impresionados con el nuevo Royal Oak Offshore. ¿Y Genta? En una entrevista, años después, Gueit contó la famosa historia acerca de cómo el propio Gérald Genta «invadió el estand gritando que su Royal Oak había sido completamente destruido». Si realmente es así sigue siendo una cuestión de gustos. Lo que podemos decir, sin embargo, es que con el tiempo el Royal Oak Offshore también se convirtió en un éxito comercial para Audemars Piguet. Cuando comenzó la era de los relojes sobredimensionados, el Offshore era uno de los más populares. Otro hecho curioso es que el Royal Oak Offshore fue el primer Royal Oak con función de cronógrafo: el Royal Oak Chronograph no se presentó hasta 1997, cuatro años después del Offshore.  

The Audemars Piguet Royal Oak Offshore was a bold take on Genta's legacy.
El Audemars Piguet Royal Oak Offshore fue una interpretación muy atrevida del legado de Genta.

El legado del Royal Oak Offshore frente al Royal Oak «Jumbo»

Casi treinta años después de su lanzamiento, el Audemars Piguet Royal Oak Offshore se ha convertido en un reloj muy celebrado. Especialmente la primera referencia 25721ST, conocida como «The Beast», se ha vuelto un clásico muy apreciado. Esto se refleja en sus precios, que han ido aumentando de forma lenta pero segura. Mientras que los precios del Audemars Piguet Royal Oak en general y las referencias del Royal Oak «Jumbo» se han disparado en los últimos años para volver a descender los pasados meses, el valor de los modelos Royal Oak Offshore ha ido incrementando gradualmente y no da ninguna muestra de ir a bajar. Para que se haga una idea, actualmente «The Beast» se vende por entre 30 000 € y 45 000 €, según el estado de conservación. 

The financial development of the Audemars Piguet Royal Oak Offshore.
La evolución del valor del Audemars Piguet Royal Oak Offshore.
The Financial Development of the Audemars Piguet Royal Oak
La evolución del valor del Audemars Piguet Royal Oak.

Para concluir con un apunte curioso, cabe señalar que tanto el Audemars Piguet Royal Oak «Jumbo» como el Audemars Piguet Royal Oak Offshore fueron apuestas arriesgadas cuando se lanzaron. Pero, mientras que el Royal Oak «Jumbo» se ha convertido en un reloj ampliamente apreciado, el Royal Oak Offshore continúa siendo algo controvertido, a pesar de que cada vez más entusiastas lo reconocen por su significancia histórica. Si bien no es un reloj para todos los gustos, esta versión extrema del icónico Royal Oak de Genta ya es un auténtico clásico de la industria.  


Sobre el autor

Jorg Weppelink

¡Hola! Me llamo Jorg y escribo artículos para Chrono24 desde 2016. No obstante, mi relación con Chrono24 se remonta a más atrás, ya que mi pasión por los relojes …

Ir al autor

Últimos artículos

Audemars-Piguet-2-1
04/26/2023
Audemars Piguet
 4 minutos

¿Está sobrevalorado Audemars Piguet?

De Donato Emilio Andrioli