IWC Pilot Chronograph vs. Omega Speedmaster vs. Tudor Black Bay Chronograph

Bert Buijsrogge
09.02.2018
IWC Pilot's Chronograph Omega Speedmaster Tudor Black Bay Chronograph
IWC Pilot's Chronograph vs. Omega Speedmaster vs. Tudor Black Bay Chronograph

 

Los cronógrafos y los divers o relojes de buceo son dos de los tipos de relojes más populares, y debo decir que entiendo por qué. Mi propia colección de relojes se compone principalmente de divers y cronógrafos de varias marcas y en diversas categorías de precios. Estos relojes ciertamente ofrecen mucho más que una simple forma de indicar la hora; para mí, no es la funcionalidad lo que más importa, sino la estética.

Algunos relojes cronógrafos pueden medir la velocidad durante los viajes y otros pueden cronometrar ciertos eventos deportivos, como las regatas. Por supuesto, también puede usar su reloj para medir cuánto tiempo ha dejado su coche aparcado y evitar que le pongan una multa, o controlar el tiempo de preparación de una receta; todo eso en un reloj de buen aspecto ceñido a su muñeca. En este artículo seleccionamos tres populares cronógrafos de diferentes marcas y los examinamos de cerca.

 

IWC Schaffhausen Pilot Chronograph

 

De los tres relojes que hemos seleccionado para usted, el IWC Pilot Chronograph es probablemente el que ofrece un mayor grado de utilidades gracias a la indicación de día y fecha; estos elementos hacen que el diseño del dial resulte un tanto diferente. El día y la fecha se muestran a las tres en punto, y el dial tiene un aspecto muy técnico, similar al de un reloj instrumento. Las manecillas y los marcadores, ambos diseñados para destacar, hablan por sí mismos y hacen que el dial se sea con mucha facilidad. A diferencia de los otros relojes, el IWC Pilot no viene con un bisel de taquímetro, lo que limita su funcionalidad, pero le confiere un aspecto más minimalista.

Como en cualquier cronógrafo, el botón superior inicia y detiene la función de sincronización y el botón inferior la restablece. Los minutos transcurridos se muestran a las 12 en punto y las horas se pueden ver en el subdial de las seis en punto. El Pilot Chronograph es notable por su caja de alta calidad y la posibilidad de verse acompañado de correa o pulsera. También contiene un bonito elemento histórico encarnado en el triángulo situado en la parte superior de la esfera. En los relojes militares, este triángulo a las 12 horas ayudaba a indicar la hora en todas las condiciones, ya que en la oscuridad solo se veía el lumen. Con sus 43 mm, el IWC Pilot es el más grande de los tres.

 

Omega Speedmaster

 

Mientras que el Tudor lleva menos tiempo en el mercado, el Speedmaster tiene la historia más larga de todos. Al tratarse del reloj oficial de los astronautas de la NASA, este reloj tiene innumerables anécdotas que contar. Aparte de los primeros modelos de finales de los años 50 y principios de los 60, el Speedmaster moderno (plexi hesal) no ha cambiado mucho con el paso de los años.

Al igual que el Tudor, el dial del Omega Speedmaster presenta un diseño simétrico, aunque en este caso consta de tres subesferas en lugar de dos. Los segundos pequeños están en la posición de las nueve en punto, mientras que los otros registros presentan los minutos y las horas transcurridas. De los tres relojes de esta lista, el Speedy tiene la menor resistencia al agua, con solo 50 metros. En cuanto a tamaño, está en la mitad; es 1 mm más grande que el Tudor y 1 mm más pequeño que el IWC. Como el legendario Rolex Daytona, el clásico Speedmaster Moonwatch no ofrece una visualización de la fecha. Sin embargo, es sin duda el modelo más icónico de los tres.

 

Tudor Black Bay Chronograph

 

Comparado con los otros relojes, el Tudor Black Bay Chronograph es un recién llegado. Se presentó por primera vez este año, justo antes de la Baselworld 2017. Este cronógrafo de dos registros está inspirado en algunos de los relojes deportivos más famosos del pasado. El diseño del cuadrante es simétrico, con las subesferas en el lado izquierdo y derecho y una pequeña ventana para la fecha en la posición de las seis en punto. Con sus 41 mm, el Black Bay es el más pequeño de los tres.

El cronógrafo tiene botones de rosca para mejorar la resistencia al agua. Estos otorgan al Black Bay Chronograph la mejor clasificación a prueba de agua de los tres, con nada menos que 200 metros de resistencia al agua. La escala del taquímetro en el Tudor recuerda a su hermano mayor, el Rolex Daytona, aunque el diseño es un poco diferente: los números en el bisel giran alrededor del dial, mientras que están en posición horizontal en el Daytona. Otra característica distintiva es, por supuesto, las manecillas estilo copo de nieve. El reloj funciona con un movimiento automático de fabricación propia. Este calibre moderno fue desarrollado gracias a una asociación entre Tudor y Breitling. Aunque esto puede parecer inusual, las colaboraciones de este tipo son relativamente comunes en el mundo de la relojería.

 

Conclusión

Si bien estos relojes comparten algunas características, cada uno tiene sus propios rasgos distintivos que harán las delicias de su futuro propietario. Ya sea el icónico diseño del Speedy, la inspiración en la aviación del IWC o la relación calidad-precio que ofrece el Tudor, seguramente no tardará en encontrar uno que sea de su agrado. Con tantos relojes para elegir, se trata de una decisión personal basada en las características que sean importantes para usted y que le brinden la mayor satisfacción mientras mira su muñeca una y otra vez.

 

Leer más:

Marcas legendarias de relojes: IWC

Relojes de leyenda: Omega Speedmaster Professional Moonwatch

Relojes vintage especiales: Tudor Oysterdate “Big Block” Chronograph


Bert Buijsrogge
De Bert Buijsrogge
09.02.2018
Ver todos los artículos

Otros artículos destacados

¿Tiene alguna pregunta?
Estaremos encantados de ayudarle.

+1 646-887-3560

Contacto

?