Protección al Comprador Garantía de Autenticidad ¿Por qué Chrono24? ¿Tiene alguna pregunta? +1 646-887-3560 o correo electrónico MéxicoMéxico | MXN

Los relojes de Porsche Design elaborados por IWC Schaffhausen

Jonathan Arnold
03.07.2018
Compartir artículo:
IWC Schaffhausen Porsche Design Titanium Chronograph IWC Schaffhausen Porsche Design Titanium Chronograph
Jonathan Arnold
03.07.2018

 

Si se para a pensar en los relojes mecánicos que han contribuido a la industria relojera de manera significativa a lo largo de los años, seguramente Porsche Design no sea uno de los nombres que le vengan a la cabeza de inmediato. ¿El Rolex Submariner? Por supuesto. ¿El Breitling Navitimer? Sin duda. ¿El Porsche Design Chronograph I? Espere, ¿qué? Y, sin embargo, es cierto. Esta compañía, conocida sobre todo por sus modernas gafas de sol y sus accesorios con tecnología de última generación, también ha realizado varias aportaciones impresionantes al mundo de los relojes de lujo durante sus más de 45 años de historia. Todo comenzó en 1973 con su primer producto, el Chronograph I de color negro.

 

De Porsche a Porsche Design

Professor Ferdinand Alexander Porsche, Image: Porsche Design

Professor Ferdinand Alexander Porsche, Imagen: Porsche Design

 

Volveremos a los relojes en un momento, pero creemos que antes merece la pena hablar un poco de la compañía en sí. Por si se lo preguntaba, Porsche Design no es una de esas desalmadas empresas de marketing que adquieren la licencia para usar el nombre de una marca ya existente y le exprimen todos los productos posibles, aunque no tengan ninguna relación con dicha marca (como, por ejemplo, Luxottica Group). Es refrescante saber que, en este caso, su conexión con la compañía de automóviles es genuina. La casa fue fundada en 1972 por Ferdinand Alexander Porsche, diseñador del emblemático Porsche 911 en 1964 y nieto del fundador de Porsche, Ferdinand Porsche.

 

Porsche Design Chrono I, Image: Porsche Design

Porsche Design Chrono I, Imagen: Porsche Design

 

Tras el increíble éxito del 911 (y algunos cambios en la política de la compañía), F.A. Porsche decidió tomar su propio rumbo y establecer un estudio de diseño en 1972, lo cual le permitió explorar en profundidad su pasión por el diseño de productos. Su primer lanzamiento fue el Chronograph 1, impulsado por un movimiento de Lemania. Comedido pero sumamente funcional, este modelo en particular ocupa un lugar destacado en la historia de la relojería por ser el primer reloj completamente negro. Con su caja de acero negro y un brazalete a juego del mismo color, no se asemejaba a ningún ejemplar que se hubiera visto antes y allanó el camino para la multitud de relojes con revestimiento de DLC y PVD negro que conocemos hoy en día.

 

Porsche Design se une a IWC Schaffhausen

Porsche Design by IWC Ocean 2000

Porsche Design by IWC Ocean 2000

 

Sin embargo, las cosas empezaron a ponerse verdaderamente interesantes para los aficionados a los relojes cuando Porsche Design se asoció con la casa suiza IWC Schaffhausen a finales de la década de 1970. Por aquel entonces, la industria todavía estaba sufriendo el profundo y prolongado impacto de la crisis del cuarzo, que ya había arrastrado a un gran número de grandes empresas al borde de la bancarrota (y había supuesto la caída de unas cuantas). La supervivencia de una marca dependía de su capacidad creativa e innovadora para demostrar el valor de sus productos a los clientes. Es por ello que muchos consideran que la decisión de IWC de colaborar con Porsche Design fue un momento decisivo que ayudó a la casa a capear el vendaval que se estaba llevando por delante a tantos de sus compañeros.

Su unión tenía mucho sentido: Ambas compañías eran conocidas por centrarse en la funcionalidad y en lo práctico, lo cual no es más que una forma de decir que ambas compartían un enfoque muy ‘alemán’ respecto al diseño. Con una fuerte influencia de los principios de la teoría Bauhaus, que prima la función ante la forma, llegarían a crear varios modelos juntos. En este artículo vamos a presentar tres de ellos.

 

Porsche Design Compass Watch

IWC Schaffhausen Porsche Design Compass Watch

IWC Schaffhausen Porsche Design Compass Watch

 

El primero de nuestra lista es el Compass Watch, introducido en 1978. El ingenioso diseño de este reloj incorpora una brújula llena de líquido dentro de la caja, escondida bajo la esfera y el movimiento. A un observador casual simplemente le parecerá que lleva un reloj suizo elegante, aunque quizá algo serio, que indica la fecha y la hora de una forma muy legible. Pero, en el hipotético caso de que se haya perdido en la selva, podrá levantar la mitad superior de la caja para revelar la brújula que se encuentra debajo.

 

IWC Schaffhausen Porsche Design Compass Watch

IWC Schaffhausen Porsche Design Compass Watch

 

El origen de esta idea corresponde a F.A. Porsche, quien consideraba que, si bien poca gente necesita una brújula en el día a día, esta puede salvarle la vida en el momento que la necesite. Gracias a la maestría de IWC, la caja estaba elaborada en aluminio endurecido, un material ligero y antimagnético que garantizaba la comodidad del reloj en la muñeca sin interferir con la brújula.

 

Porsche Design Titanium Chronograph

A continuación tenemos otro precursor en el campo de la relojería mecánica. El Titanium Chronograph, lanzado en 1980, fue el primer reloj de muñeca de titanio del mundo. Esto puede resultar difícil de creer a día de hoy, dada la abundancia de relojes de titanio en el mercado, pero en su momento fue toda una novedad. Nadie más estaba trabajando con titanio; era caro, difícil de manufacturar y se utilizaba exclusivamente en la industria aeroespacial. Los ingenieros de IWC, que no tenían miedo a los desafíos, desarrollaron técnicas pioneras para trabajar con este exótico material y lograron dar vida a la visión de Porsche Design, creando un espectacular cronógrafo con un diseño elegante y minimalista.

Este reloj, no obstante, destaca por mucho más que por el material futurista con el que está fabricado. También cuenta con unos pulsadores ingeniosamente integrados (una maravilla de la ingeniería del diseño que todavía se puede encontrar en la actualidad en la serie Porsche Design Monobloc Actuator), así como un brazalete de titanio integrado a juego. Es probable que este fuera el primer reloj que dio a conocer la colaboración entre Porsche Design e IWC, dejando en claro la impresionante pericia de ambas marcas.

 

Porsche Design Ocean 2000

Puede que el último reloj de nuestra lista sea el que cuenta con una historia más interesante y, desde luego, no habría podido existir de no ser por los otros dos modelos. Aunque IWC es conocida ante todo por sus relojes de aviador, la manufactura de Schaffhausen (en cooperación con Porsche Design) también fue, en cierto modo, pionera en el ámbito de los relojes de buceo. A finales de los años 70, las fuerzas armadas de la República Federal de Alemania pidieron a esta compañía un reloj militar robusto e innovador con unos requisitos muy específicos. Estos relojes se conocerían con el nombre de Ocean BUND y se produjeron en cantidades muy limitadas.

 

Porsche Design by IWC Ocean 2000

Porsche Design by IWC Ocean 2000

 

Gracias al trabajo que IWC ya había llevado a cabo con Porsche Design, en particular en cuanto al antimagnetismo y el uso de titanio para la caja, la compañía estaba muy bien equipada para crear exactamente el tipo de reloj requerido. Este debía ser muy robusto y ligero, resistente al agua hasta una profundidad considerable y antimagnético. También existía un modelo especial elaborado específicamente para una pequeña unidad de buceo de élite de la Marina alemana, los denominados Minentaucher, que llevaban estos relojes mientras desempeñaban la ardua tarea de retirar minas submarinas activas. Este modelo en concreto debía ser completamente antimagnético para evitar el riesgo de hacer estallar las minas, que son sensibles a los metales cercanos.

Al reconocer el atractivo comercial de este tipo de reloj de buceo, IWC y Porsche Design crearon el Ocean 2000 para el público general. Tomaron lo aprendido de los relojes militares y lo adaptaron a un modelo para el consumidor, antimagnético y resistente al agua hasta los 2000 metros (6561 pies), el mayor grado de hermeticidad existente en aquel momento. Este reloj también incluía un brazalete integrado con un cierre oculto, así como una correa de buceo de velcro para ponérselo por encima del traje de neopreno. Se puede considerar que este modelo pionero es el predecesor de la colección Aquatimer moderna de IWC.

Si creía usted que Porsche Design no era más que gafas de sol y maletas de alta tecnología, se equivocaba. La compañía no solo ha jugado un papel importante en la historia del diseño de los relojes modernos, sino que sigue produciendo modelos con una estética y una tecnología impresionantes a día de hoy, aunque ahora colabora con Eterna.

 

Seguir leyendo

De Le Corbusier a LeCoultre: revisando los vínculos entre el mobiliario modernista y los relojes finos

Sugerencias

Seguir leyendo
Seguir leyendo
Seguir leyendo
Seguir leyendo

Artículos seleccionados

23.03.2018 de
Seguir leyendo
09.10.2017 de
Seguir leyendo
02.12.2016 de
Seguir leyendo