10/05/2022
 4 minutos

Omega Speedmaster X-33 Marstimer: ¿por qué necesitamos este reloj innecesario?

De Donato Emilio Andrioli
Watches-in-Space-Magazin-2-1

De la nada, Omega ha presentado el nuevo Speedmaster X-33 Marstimer. He echado un vistazo al inusual cronógrafo de cuarzo y he llegado a la siguiente conclusión: esta novedad de Omega es un reloj que difícilmente podría ser más innecesario. Sin embargo, al mismo tiempo, es exactamente lo que el mundo de la relojería necesita, y quizás usted también.

¿Qué sucede con el Omega Speedmaster X-33 Marstimer?

El Omega Speedmaster X-33 Marstimer: algo de otro planeta

El nuevo Omega Speedmaster X-33 Marstimer es un auténtico cronógrafo deportivo desarrollado en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA). No se trata de un Speedy mecánico más: este nuevo Omega Speedmaster de nombre extraño cuenta con un movimiento de cuarzo extremadamente preciso y multifuncional y ofrece tanto un indicador de hora analógico como varios digitales. El diámetro es de unos enormes 45 mm, y el grosor de 14.9 mm también es considerable. Lo bueno es que el reloj está hecho principalmente de titanio: el Omega Speedmaster X-33 pesa solo 112 gramos y se supone que es ligero y cómodo de llevar, a pesar de su considerable tamaño. El color del bisel giratorio bidireccional de aluminio recuerda mucho al típico polvo de Marte y se utiliza de nuevo en el segundero. Nada más darle la vuelta al reloj, le recibe la famosa inscripción Speedmaster y el logotipo del caballito de mar; también se revela que el nuevo reloj ha sido probado y certificado por la ESA.

Un aspecto que parece ser menos problemático en Marte es el agua, porque este reloj de cuarzo solo es resistente al agua hasta 30 metros. ¿No habría sido posible algo más? Omega también podría haber rediseñado la correa y la hebilla de titanio, que parece más polvorienta que el propio Marte. Es la misma correa que conocemos de otras versiones del X-33 y del descatalogado Omega Speedmaster Professional. Afortunadamente, se incluye una correa NATO de 20 mm, que combina perfectamente con el color del reloj. Esto no solo hace que el reloj parezca más moderno, sino también un poco menos voluminoso. Omega .demuestra una vez más lo buenos que son en la presentación: el regalo extra viene en un rollo de reloj especial, cuyo revestimiento es supuestamente una reproducción del Hebes Chasma, una profunda grieta en la superficie de Marte.

El Omega Speedmaster X-33 Marstimer: su característica principal

Sin embargo, le he ocultado hasta ahora la característica más importante del Omega Speedmaster X-33 Marstimer, ya que definitivamente destaca por sí misma. El nombre del reloj es también el principal atractivo del cronógrafo de titanio. La novedad de Omega no solo le muestra varios husos horarios en la Tierra, sino también tres husos horarios, incluyendo la fecha en Marte, teniendo en cuenta los días más largos del planeta rojo. Además, el reloj está equipado con una brújula solar; esto hace que sea fácil encontrar el norte tanto en la Tierra como en el planeta rojo. Se trata de características bastante innovadoras que Omega se ha sacado de la manga, por lo que funciones como el cronógrafo, la alarma, la indicación de la fecha del día de la semana y el calendario perpetuo pasan rápidamente a un segundo plano. Un cristal de zafiro es algo natural en un reloj de este tipo, y la pila debería durar 24 meses, según Omega.

El Omega Speedmaster Marstimer: un reloj innecesario, pero justo lo que el mundo de la relojería necesita

El Omega Speedmaster X-33 Marstimer es un reloj de lujo que no podría ser más innecesario. Es increíblemente grande, apenas se puede usar en la vida cotidiana y nos muestra el tiempo de un planeta que ningún ser humano ha pisado todavía. Pero aunque Omega no haya presentado aquí el próximo MoonSwatch y las ventas no serán ciertamente tan elevadas gracias al precio de catálogo de 7000 €, el Omega Speedmaster X-33 Marstimer es justo lo que el mundo de la relojería necesita. Vivimos en una época en la que cada uno de nosotros tiene un teléfono inteligente. Son ideas frescas e inusuales como esta las que hacen que los amantes de los relojes nos detengamos y nos fijemos de nuevo en ellos y sintamos que la afición por los relojes siga siendo joven y apasionante. Incluso si el reloj está fuera de nuestro alcance: es genial que los fabricantes de relojes de lujo tomen caminos inusuales. Omega sabe con un cien por cien de probabilidad que este reloj no será un éxito de ventas y lo ha sacado al mercado de todos modos. Sin embargo, quienes sí llevarán la novedad son los empleados del centro de control de la ESA: el Omega Speedmaster X-33 Marstimer seguirá desempeñando un papel importante en las futuras misiones de los rovers. Los futuros astronautas de la ESA también llevarán el reloj en las misiones. Así que al final el reloj no es tan innecesario, al fin y al cabo hace tiempo que hemos puesto la vista en Marte como nuestro próximo destino. Quién sabe: quizá estemos ante el futuro Mars Watch y el primer reloj del planeta rojo.


Sobre el autor

Donato Emilio Andrioli

Cuando me compré un Tudor Black Bay 41, mi primer reloj mecánico, descubrí una nueva pasión. Sobre todo, me apasionan los relojes icónicos con una historia interesante.

Ir al autor

Últimos artículos

Omega-Swatch-MoonSwatch-Magazin-2-1
04/24/2023
Omega
 5 minutos

Los mejores modelos Speedmaster por menos de 5000 €

De Donato Emilio Andrioli
ONP-186-Magazin-2-1
12/26/2022
Omega
 5 minutos

Predicciones de Omega: las novedades que esperamos en 2023

De Chrono24

Destacados