01/27/2023
 8 minutos

Polvo lunar y meteoritos: relojes de lujo espaciales

De Thomas Alexander Staisch
Omega-2-1

Al hombre siempre le ha fascinado la inmensidad del cosmos. Así que no es de sorprender que los relojes relacionados con el espacio se hayan convertido en objetos de culto. ¡Al fin y al cabo, todo el mundo quiere llevar un trocito del universo en la muñeca! En este artículo examinamos algunos relojes que han paseado entre las estrellas con valientes astronautas o que están decorados con polvo, piedras o chatarra espacial. Estos relojes han pasado de ser sobrias herramientas funcionales a accesorios de lujo para aficionados a la astronáutica. Aunque no sabemos qué reloj se compraría E.T., hay algo que sí que tenemos claro: el ser humano llevó un Omega a la Luna. Abrochémonos los cinturones y 3, 2, 1… ¡Despegue!

Guardianes de la galaxia: acompañantes fiables para grandes misiones

Empecemos por los relojes que se han ganado un puesto porque han estado en el espacio de una forma u otra y, con ello, han alcanzado un estatus de icono:

Antes que nada debemos hablar, por supuesto, del Omega Speedmaster. El Speedmaster ha formado parte del equipamiento oficial de los astronautas de la NASA desde 1964. «Buzz» Aldrin llevó la referencia ST 105.012 cuando llegó a la Luna en 1969. Desde entonces, todos los modelos del Speedmaster Professional llevan el sobrenombre de «Moonwatch». Además, este reloj desempeñó un papel vital en la misión Apolo 13 de 1970: poco antes del alunizaje, un tanque explotó y la tripulación tuvo que dar la vuelta y apagar todos los relojes de a bordo. El Moonwatch se utilizó para medir la duración del encendido de los motores con la máxima precisión y salvar así la vida de la tripulación.

El Omega Speedmaster X-33 fue concebido en 1998 para llevar al hombre a Marte. En 2014, el astronauta alemán de la Estación Espacial Internacional Alexander Gerst llevó el modelo sucesor, un Omega Speedmaster Skywalker X-33. En 2022, Omega modificó este reloj multifunción y pasó a denominarlo Speedmaster X-33 Marstimer.

Otro «viajero frecuente» es el Fortis Cosmonaut Chronograph, que ha dado la vuelta a la Tierra más de 100 000 veces como parte del equipamiento de los astronautas rusos, que lo llevan en la Estación Espacial Internacional.

Fortis Official Cosmonaute Chronograph – 100.000 Mal um die Erde
El Fortis Official Cosmonaute Chronograph ha dado la vuelta a la Tierra 100 000 veces.

El primer reloj en órbita, sin embargo, fue un modelo de Sturmanskie. Este reloj acompañó al cosmonauta soviético Juri Gagarin el 12 de abril de 1961. Tan solo un año después, en febrero de 1962, el astronauta estadounidense John Glenn llevó un cronógrafo Heuer 2915A ceñido al traje espacial con cintas elásticas. Su compañero «Ed» White dio un paseo espacial en 1965 con un Omega Speedmaster ref. 105.003.

En las misiones Apolo, se solía llevar un Rolex GMT-Master al espacio. Un modelo de 1986 con bisel Pepsi (referencia 1675) del astronauta de la misión Apolo 17 Ronald Evans se vendió en subasta por 124 000 € en 2009. En Chrono24, deberá invertir aprox. 28 500 € por una versión sin estrenar de este reloj.

Los alemanes también contribuyeron al desarrollo de estas leyendas. En 1985, el astronauta Reinhard Furrer llevó un cronógrafo Sinn 142 en su equipaje durante la misión Spacelab D1. Por tanto, este reloj se encuentra entre los primeros cronógrafos mecánicos de cuerda automática en el espacio. Una curiosidad: ¡el fabricante de Fráncfort no supo de este hecho hasta después del aterrizaje!

El reloj más caro en el espacio fue un Patek Philippe Nautilus de hombre con caja de oro, que cuesta unos 100 000 €. En 1992, surcó en espacio a bordo de un cohete Soyuz en la sonda «Foton 8». ¿Por qué? Se trataba de una cápsula no tripulada, pero el Nautilus pudo participar en la misión porque Rusia estaba investigando la microgravedad con el reloj, entre otras cosas.

 

Un impacto profundo: relojes de lujo con esfera de meteorito

Estos relojes tienen algo en común: ¡todos son ejemplares únicos! La razón: durante el largo trayecto de un meteorito hasta la Tierra, se produce un cambio en su núcleo. El lento proceso de enfriamiento crea estructuras metálicas únicas, denominadas estructuras de Widmanstätten. Con ello surge un aspecto totalmente individual que hace que los relojes se conviertan en el centro de todas las miradas.

Como especialista en «Moonwatches», Omega también ha sacado al mercado un modelo fabricado con meteorito. La esfera está confeccionada con un trozo del meteorito Gibeon, que impactó en Namibia. Una gran ventaja de este material es su alto contenido en níquel, que hace que sea resistente a la corrosión, lo cual es perfecto para la esfera. En el interior del Speedmaster Grey Side of the Moon Meteorite late el calibre de cronógrafo Omega 9300 Co-Axial. Tanto la escala taquimétrica como las agujas y los índices son de oro rosa, mientras que la caja de 42 mm es de cerámica.

Speedmaster Grey Side of the Moon Meteorite Chronograph – mit Meteorit-Zifferblatt
El cronógrafo Speedmaster Grey Side of the Moon Meteorite posee una esfera de meteorito.

Rolex también ha apostado por el meteorito Gibeon y, tras el éxito del GMT-Master II Meteorite, dio un paso más allá con el Rolex Cosmograph Daytona Meteorite. Rolex fue la primera marca en emplear meteorito en sus relojes. El cronógrafo Daytona, al estilo panda, está dotado del calibre de manufactura 4130, luce un bisel de cerámica Cerachrome y cuenta con una autonomía de 72 horas. Pero si quiere hacerse con esta pieza de joyería deberá desembolsar unos 100 000 €.

La línea Master de Jaeger-LeCoultre también contiene materiales extraterrestres: la esfera está fabricada a partir del meteorito «Muonionalusta», que impactó en Suecia hace 800 000 años. Sin embargo, este material se oxida muy rápidamente, por lo que no es de tan buena calidad como el Gibeon. Mientras que la esfera con caja de acero inoxidable es de color gris plateado, para la versión de oro rosa se ha optado por un color más oscuro de meteorito de rutenio. El Master Calendar Meteorite Dial en oro rosa tiene un precio de alrededor de 20 000 €.

Jaeger-LeCoultre Master Calendar Meteorite Dial – so schön kann der Mond sein
El Jaeger-LeCoultre Master Calendar Meteorite Dial muestra toda la hermosura de la Luna.

La esfera de meteorito azul brillante del De Bethune DB28XP Meteorite, que también procede del «Muonionalusta», simboliza el cielo estrellado con la Vía Láctea. Además, cada comprador puede elegir su constelación celeste favorita. La caja de 43 mm de diámetro está fabricada con circonio, un material extremadamente duro, y en su interior late el calibre de cuerda manual DB2115v7. El precio de este reloj también es astronómico: deberá tener preparados entre 120 000 y 135 000 € para conseguir uno de los diez ejemplares existentes. ¡Solo un vuelo espacial es más caro!

Relojes de lujo con polvo y rocas de la Luna y Marte

Si le gustan los relojes cósmicos, no habrá pasado por alto a Romain Jerome. Este fabricante de Ginebra desarrolló la colección Skylab en 2013 para conmemorar el 40.º aniversario de la primera estación espacial estadounidense «Skylab». Se trata de la continuación de la serie «Moon DNA». En los modelos de 44 mm se utiliza sobre todo polvo lunar. El Skylab Heavy Metal, Skylab Speed Metal y Skylab Red están impulsados por el movimiento de cuerda manual RJ004-M. Todos los modelos están limitados a 99 ejemplares. Por un Heavy Metal deberá pagar casi 9500 €; por un Speed Metal, unos 6700 €, y por un Red, cerca de 8500 €.

El fotógrafo Thomas Henne y Florian Noller, de Artifactcloud, desarrollaron el Apollo 16 LM11, limitado a 16 ejemplares, para el 50.º aniversario de la llegada a la Luna. Lo más destacado del reloj es que en la esfera se incorporó un trozo de tela con polvo lunar que el astronauta estadounidense Charlie Duke había traído de vuelta a la Tierra. La hoja con la estructura lunar original está fresada en latón, mientras que la caja del reloj es una maqueta de la cápsula de mando del Apolo. Duke firmó 12 de los 16 modelos. Para tener en sus manos este exclusivo reloj, deberá invertir casi 6000 €.

Mit integriertem Mondstaub – die Apollo 16 LM11
El Apollo 16 LM11, con polvo lunar integrado.

En dirección ascendente, los precios apenas tienen límites. En 2021, el rover Perseverance llegó a Marte. Para conmemorar la ocasión, el fabricante de relojes Col&MacArthur desarrolló el Interstellar RED 3.721 en colaboración con la NASA. La esfera de este reloj, de financiación colectiva, es un patrón en 3D del planeta rojo. En lugar de la fecha, a la altura de las tres horas hay una ventana con polvo de un meteorito de Marte. Los números del uno al siete que la rodean hacen alusión a los «7 minutos de terror» que necesitó el Perseverance para aterrizar en Marte. El precio de catálogo del RED 3.721 asciende a casi 2000 €.

Quien quiera llevar en su muñeca un pedacito de la Luna también debería echar un vistazo a los modelos de Louis Moinet. El Magistralis es el primer reloj cuya esfera se ha elaborado con un meteorito lunar de 2000 años de edad. Pero su precio también es astronómico: este reloj lunar se ofrece por un precio oficial de 1.02 millones de euros. Bastante más asequible es la serie de modelos Jules Verne Instrument. En ella, Moinet incorpora un trozo de roca lunar a las 9 horas. Estos relojes de edición limitada, que ya no se fabrican, se pueden encontrar en Chrono24 por algo menos de 9000 €.

Louis Moinet – in der Jules-Verne-Instrument-Reihe sind Mondsteine verbaut
La serie Jules Verne Instrument de Louis Moinet incorpora trozos de meteorito lunar.

Por supuesto, no podría faltar en nuestro artículo el Speedmaster Moonwatch Meteorite 321 Platinum. Los totalizadores de este famoso reloj están hechos de piedra lunar original.

Pero el Graham Geo.Graham Orrery Tourbillon lleva la temática espacial al máximo nivel. El tourbillon simboliza el Sol, alrededor del cual orbitan la Tierra, la Luna y Marte. Los cuerpos celestes están elaborados con rocas reales de Marte y la Luna. Solo se han fabricado 25 ejemplares de este reloj de oro rosa. Sin estrenar, el precio de este planetario en miniatura ronda los 285 000 €.

Rocket Man: relojes de lujo de cohetes espaciales

Pasemos ahora a hablar de la chatarra espacial: algunos cohetes rotos han llegado a convertirse en relojes de culto. Estos relojes son auténticos cohetes:

De nuevo, tenemos a Romain Jerome: en los tres modelos de 44 mm de la colección «Skylab», la manufactura ginebrina ha integrado fragmentos de la nave Apolo 11 o fibras de un traje espacial. Para el Skylab Heavy Metal, el Skylab Speed Metal y el Skylab Red deberá pagar entre 6700 y 9500 €. Para la colección «Moon-DNA», su predecesora, Jerome recicló componentes de naves Soyuz y trajes espaciales de la EEI.

Romain Jerome Skylab Heavy Metal – gebaut aus Teilen des Apollo-11-Raumschiffs
El Romain Jerome Skylab Heavy Metal está fabricado con piezas de la nave Apolo 11.

Si desea algo más barato, considere la marca Werenbach. Este fabricante de Zúrich incorpora en sus modelos piezas originales de cohetes rusos Soyuz. Para las cajas de sus relojes, que llevan los nombres Soyuz 01, Soyuz 02 y Mach 33, se fundió la cubierta exterior y la turbina de propulsión del motor, fabricadas con aluminio y acero.

Conclusión:

Como dijo Wilhelm Busch sobre el espacio: «El mundo es grande, ¡sobre todo arriba!». Y lo mismo ocurre con la selección de relojes cósmicos. Los precios parten de menos de 1000 € y alcanzan más de un millón de euros. Es importante hacer una distinción entre los relojes que «solo» han estado en el espacio y aquellos que se han adornado con materiales extraterrestres. Pues, mientras que los relojes en la muñeca de Aldrin, Gagarin y compañía se han convertido en caros objetos de culto, es posible adquirir ejemplares con auténtico material de la Luna o Marte a un precio comparativamente más bajo.


Sobre el autor

Thomas Alexander Staisch

Lo que más me atrae de un reloj es la tecnología innovadora, el diseño atemporal y la artesanía tradicional. Me convertí finalmente en un entusiasta de los relojes cuando mi abuelo me dejó dos elegantes relojes mecánicos.

Ir al autor

Últimos artículos

One-Brand-Laurent-Ferrier-2-1
06/19/2024
Lifestyle
 4 minutos

Compañeros para toda la vida: ¿qué marca de relojes elegiría?

De Kristian Haagen
Omega-Seamaster-2-1
06/07/2024
Lifestyle
 5 minutos

Relojes de verano: 4 estilos para contextos diferentes

De Annika Murr
2-1
06/06/2024
Lifestyle
 3 minutos

La colección de relojes de Charles Leclerc

De Chrono24

Destacados