04/12/2022
 4 minutos

Probamos el MoonSwatch: un Speedmaster asequible y divertido

De Balazs Ferenczi
Omega-Swatch-MoonSwatch-Magazin-2-1
En nuestro canal de YouTube encontrará más reseñas, tutoriales, charlas y entrevistas sobre relojes de lujo

Han pasado unas dos semanas desde que la escena relojera se puso patas arriba. Y no, esta vez no ha tenido nada que ver con la última edición del Watches & Wonders ni ningún otro evento en Ginebra. El revuelo se debe a un reloj barato de cuarzo de Swatch fabricado en plástico (perdón, BIOCERAMIC). Este modelo llevó a miles de personas a hacer cola frente a las tiendas de Swatch de todo el mundo con la esperanza de hacerse con uno. Sí, estoy hablando de la nueva colaboración entre Omega y Swatch, el MoonSwatch. Hemos tenido la suerte de conseguir uno, y esto es lo que pienso yo de él.

¿Está el MoonSwatch a la altura de las expectativas?

MoonSwatch: un Swatch con el ADN del icónico Omega Speedmaster

La idea que hay detrás del MoonSwatch es sencilla: tomar el modelo más popular (el Speedmaster) de la marca con más éxito de ventas del Grupo Swatch (Omega) y combinarlo con los divertidos modelos de cuarzo del conglomerado (Swatch). No es la primera vez en la historia de la relojería que dos marcas colaboran para crear un modelo único, pero no cabe duda de que es una ocasión memorable. En total, existen 11 variantes del MoonSwatch: ocho diseñadas en honor de los planetas del sistema solar, una en honor del planeta enano Plutón, una del Sol y otra de la Luna. Cada reloj luce una paleta cromática diferente, desde alegres colores veraniegos, como el amarillo (el Sol), el rosa (Venus) o el azul claro (Urano), hasta fantásticos tonos de gris (la Luna) y rojo (Marte). Además, hay algunos modelos con esferas panda, como la Tierra y Plutón. Con tantas opciones, todo el mundo puede encontrar algo de su gusto. 

Todos y cada uno de los MoonSwatch contienen el ADN del icónico Omega Speedmaster y algunas de las características más distintivas del Speedy. Para empezar, la caja: aunque es de plástico (o BIOCERAMIC, como lo llama Swatch), tiene la misma forma y tamaño que la del Speedmaster. Tanto las asas curvadas como los pulsadores y la corona recuerdan al Moonwatch. Es increíble y, a la vez, algo extraño ver la forma del Speedmaster en este particular estilo nuevo, pero a mí me encanta. Más allá de la caja, verá que el bisel también es muy similar al del original. Incluso tiene el famoso punto sobre el 90 («dot over 90» o DON) y la palabra «TACHYMÈTRE» al estilo vintage. Otro detalle muy conocido del Moonwatch es un pequeño símbolo de Omega grabado en el centro del cristal. Aunque apenas es visible a simple vista, el MoonSwatch también tiene su equivalente, pero en este caso es una pequeña «S» de Swatch.

¿Swatch contra Speedmaster?

Otros elementos distintivos del Omega Speedmaster son la corona, las agujas y la correa de velcro. Los Speedies nuevos vienen con dos pulseras, una de las cuales es de velcro y está inspirada en la correa usada por los astronautas de la NASA. La correa de velcro del MoonSwatch se parece mucho a esta, aunque tiene una construcción diferente de dos piezas. Si prefiere el MoonSwatch con una pulsera diferente, siempre puede cambiarla. Puesto que la caja es del mismo tamaño que la del Moonwatch convencional, su correa favorita para el Speedy también se ajustará al MoonSwatch. 

MoonSwatch: no espere la calidad de Omega al precio de Swatch

Al llevarlo en la muñeca, el MoonSwatch es ligero y cómodo (tenga en cuenta que es un reloj de cuarzo de plástico de 250 €, no un Speedmaster de acero de Omega). Si bien resulta agradable llevarlo, para alguien que está acostumbrado a ceñirse a la muñeca el modelo original, como yo, el MoonSwatch es algo extraño, aunque supongo que uno se acostumbra con el tiempo. Es decir, tiene las mismas dimensiones y un aspecto muy similar, pero es muchísimo más ligero. Personalmente, no me gusta demasiado la correa de velcro porque me parece algo rígida, pero eso puede deberse a que todavía solo he llevado el reloj unos pocos días. A nivel general, me encanta la presencia que tiene en la muñeca y la versatilidad que ofrecen las cajas de distintos colores. ¿Me las compraré todas? Por supuesto que no, pero creo que mi colección de MoonSwatches aumentará en un futuro cercano.

Obviamente, no va a hacer que me olvide de mi Omega Speedmaster Professional, un reloj que aprecio con toda mi alma. Pero, aun así, creo que el MoonSwatch es una alternativa genial, barata y divertida para el verano o las vacaciones, cuando uno quiera algo que le recuerde al Speedy pero sin la preocupación de someter su caro ejemplar a un desgaste innecesario. También es una buena forma de introducir al público más joven en la relojería y aprender la historia y la significancia horológica del Speedmaster. Como se suele decir, es cuestión de ver para creer. Si pasa por alguna tienda de Swatch y los MoonSwatch vuelven a estar en existencias, asegúrese de echarles un vistazo. Estoy seguro de que encontrará uno de su gusto.


Sobre el autor

Balazs Ferenczi

Desde que tengo memoria, siempre me han interesado los relojes. Siempre he pensado que la única "joya" que el hombre debería llevar es un reloj. Además, este nos …

Ir al autor

Últimos artículos

HEADER1ZU2
08/15/2022
Omega
 7 minutos

Lo que su Omega Seamaster dice de usted

De Sebastian Swart
Omega-Speedmaster-6-Things-Magazin-2-1
08/11/2022
Omega
 4 minutos

6 cosas que debe saber antes de comprar un Omega Speedmaster

De Thomas Hendricks
Omega-Seamaster-2-1
08/05/2022
Omega
 6 minutos

¿Pueden estos tres relojes competir con el Omega Seamaster?

De Donato Andrioli

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink