07/20/2020
 6 minutos

Tres relojes de menos de 5000 euros, que no son Rolex, y que poseen también un valor estable

De Donato Emilio Andrioli
CAM-1294-Wertstabile-Uhren-2-1

Tres relojes de menos de 5000 euros, que no son Rolex, y que poseen también un valor estable

En los últimos años el coleccionismo de relojes se ha convertido en un tema cada vez más importante, una de las razones más importantes es la estabilidad del valor de los relojes de lujo. Esto es exactamente lo que hace que nuestro hobby sea tan interesante: después de la compra el reloj no pierde todo su valor, lo mantiene y a veces incluso lo aumenta. Y que mejor que recompensarse con esta pasión después de trabajar duro.

Es vox populi que las marcas que mejor mantienen su valor estable o que lo aumentan son Rolex, Audemars Piguet o Patek Philippe. Los modelos Rolex más conocidos alcanzan los 10 000 euros, mientras que los relojes Patek Philippe y Audemars Piguet pueden costar el doble o el triple de esa cantidad.

Considerando que el precio de mercado de estos relojes puede ser el doble del precio de catálogo, el acceso a estos modelos para la mayoría de los coleccionistas es complicado.

Sin embargo, también existen modelos en rangos de precios más bajos que mantienen un valor estable y gozan de gran popularidad. Un ejemplo podrían ser los siguientes 3 modelos de menos de 5000 euros de marcas diferentes a Rolex, Patek Philippe o Audemars Piguet.

Omega Speedmaster Moonwatch Professional

El Speedmaster es uno de los pocos relojes que también es muy popular incluso por un público más generalista y que no participan tanto del mundo relojero. Se trata del primer reloj que llegó a la luna, en 1969, y es conocido como «Moonwatch» como guiño a este acontecimiento. Este modelo consta, por tanto, de una historia única y apasionante. Así pues, gracias a la retransmisión del alunizaje o de otras misiones de la NASA, el Moonwatch, fue un modelo que estuvo presente ante los ojos de cualquiera que tuviera televisión.

Presenta un diseño completamente único, que lo distingue claramente de muchos otros relojes los cuales imitan o se inspiran en diseños más conocidos.

Omega Speedmaster Professional Moonwatch, foto: Watchvice
Omega Speedmaster Professional Moonwatch, foto: Watchvice

Utilizado en varias situaciones extremas en el espacio, el Speedmaster ha demostrado ser un reloj sólido y robusto, pero, a su vez, también es perfecto para el uso diario. A pesar de su diámetro de 42 mm, es un modelo que puede ser usado en cualquier muñeca gracias a que la distancia entre las asas es de apenas 45 mm.

Además, su grosor de 14.3 mm permite que el reloj se deslice bien bajo el puño de la camisa, hecho que ayuda a que el Speedmaster sea adecuado para cualquier ocasión.

El Speedmaster es un modelo muy versátil por lo que respecta a las correas, puede ser usado tanto con un brazalete de acero como con correas de cuero o Nato: en cualquier caso siempre se ve bien y permite variar el look.

El contenido de este producto cuando lo compra es verdaderamente excepcional: un enorme paquete que incluye muchos accesorios extra, incluyendo un folleto sobre la historia del reloj y las misiones de la NASA, dos correas de NATO, una lupa, una herramienta para pasador y otros accesorios.

El Speedmaster está disponible en dos variantes: la versión con cristal de hesalita cuenta con la certificación „flight qualified by NASA for all manned space Missions“ (certificado por la NASA para el vuelo en todas las misiones espaciales tripuladas) y suele ser la primera opción de los más puristas. La versión con cristal de zafiro conquista con su fondo de la caja y alcanza un excelente término medio entre historia y pragmatismo.

El movimiento del Omega Speedmaster Professional, foto: Watchvice
El movimiento del Omega Speedmaster Professional, foto: Watchvice

Gracias a su historia y su diseño icónico, el Omega Speedmaster Moonwatch Professional es imprescindible en cualquier colección de relojes. Es un hecho incuestionable incluso a pesar de las pequeñas pegas que puedan aparecer como su resistencia al agua de tan solo 5 bar o la necesidad de recargarlo manualmente después de 48 horas como máximo.

El Speedmaster tiene un valor muy estable que ha visto un incremento del 20 % incluso cuando se usa. Esta es una tendencia que solo los relojes Rolex, Audemars Piguet y Patek Philippe han conseguido.

Omega Seamaster Diver 300M

La razón del por qué el segundo reloj de Omega es tan estable en valor es obvia: el Seamaster Diver 300mno solo es uno de los relojes más populares entre los canales especializados en relojes de YouTube, sino que también es uno de los relojes de James Bond actuales que lo ha hecho accesible a una mayor audiencia.

Omega Seamaster Diver 300M, foto: Watchvice
Omega Seamaster Diver 300M, foto: Watchvice

El Seamaster Diver 300m es una alternativa perfecta al Submariner: es más barato, no existe lista de espera para comprarlo y además es técnicamente más avanzado que el modelo de buceo de Rolex. Además, cabe también hacer mención al calibre coaxial certificado por Metas, que garantiza una precisión extrema de hasta +4 segundos cada 24 horas y es completamente antimagnético.

La calidad de su elaborado es extraordinaria. Especialmente la esfera de cerámica en forma de ondas grabadas con láser es única y es un gran incentivo para este reloj. Los marcadores horarios están impecablemente elaborados y conservan un gran parecido con la representación gráfica de una animación digital.

Esfera del Omega Seamaster Diver 300M en detalle, imagen: Watchvice
Esfera del Omega Seamaster Diver 300M en detalle, imagen: Watchvice

Una característica del reloj que podría suponer un posible inconveniente para compradores interesados es la válvula de escape de helio situada en la parte superior de la caja izquierda. Esta nunca se utiliza en la vida cotidiana y hace que el reloj sea asimétrico. Sin embargo, apenas se nota y además aporta al reloj un aspecto especial.

Para aquellos que esto no les supongo ninguna molestia, el Seamaster Diver 300m es un reloj fantástico. Con sus 42 mm de diámetro y 50 mm si se mide desde las asas superiores hasta las inferiores, se ajusta perfectamente a las muñecas de más de 170 mm. Además, sus 12.8 mm de grosor confieren al reloj una apariencia bastante plana. Así pues, el Speedmaster, es el perfecto reloj para cualquier ocasión. Combinado con la correa de caucho, el modelo lucirá precioso en la playa; es un modelo excepcional para verano.

Tudor Black Bay 58

El Black Bay 58 es el reloj que todo el mundo estaba esperando. Tudor acertó con el lanzamiento del Black Bay en 2012. No obstante, a pesar de la popularidad con la que goza este modelo en el mundo de la relojería, tiene un enorme inconveniente para muchos compradores potenciales: presenta un tamaño muy grande y masivo, por lo que es muy vasto y, a pesar de su exitoso diseño, intimida a muchas personas.

No es de extrañar que el Black Bay 58 haya sido uno de los relojes más populares de la línea Tudor desde su presentación en Baselworld 2018. Un Black Bay que encarna el estilo del popular Heritage, pero más pequeño y más plano.

Tudor Black Bay Fifty-Eight, foto: Watchvice
Tudor Black Bay Fifty-Eight, foto: Watchvice

El diámetro del reloj consta de 39 mm en lugar de 41 mm. Asimismo, los habituales 50 mm de asa a asa pasan a ser 47 mm y los 14.8 mm de grosor se transforman en 11.8 mm. Estas medidas lo convierten casi en el Black Bay más delgado del catálogo y adecuado para todas las muñecas. 200 metros de resistencia al agua y un movimiento de manufactura Tudor con una reserva de marcha de 70 horas completas ponen la guinda a esta maravillosa pieza.

El mayor punto a favor del Black Bay 58 es su carácter único. Ya sea con agujas de oro rosa, esfera negra mate grabada, bisel de aluminio con detalles de oro o triángulo rojo engastado con una perla, el Black Bay 58 presenta un gran encanto vintage y recuerda a los relojes Rolex y Tudor de los años 50. Sin exagerar.

Bisel del Tudor Black Bay Fifty-Eight, foto: Watchvice
Bisel del Tudor Black Bay Fifty-Eight, foto: Watchvice

Gracias a su extraordinario diseño y a todas sus demás características, este reloj goza de gran popularidad. El Black Bay 58 es, por lo tanto, uno de los pocos relojes que no es Rolex que se vende incluso a un precio ligeramente superior al de catálogo.

¿Qué determina la estabilidad del valor de un reloj?

No siempre tiene que ser un Rolex, un Audemars Piguet o un Patek Philippe. Un reloj alcanza estabilidad de valor cuando es particularmente popular o goza de un gran respeto dentro del mundo de la relojería. Sin embargo, el nombre de la marca no es la única razón determinante, como demuestran los tres modelos presentados. Un reloj alcanza el estatus de culto sobre todo a través de su historia llena de acontecimientos, sus logros, a través de la innovación o simplemente a través de una gran relación calidad-precio, todo ello combinado con un diseño atemporal.

Seguir leyendo

Guía del comprador de Chrono24: Tudor Black Bay Fifty-Eight

¿Son o no importantes el estuche y los papeles del reloj?

Omega Speedmaster: Si le gusta este reloj, también le podría gustar…


Sobre el autor

Donato Emilio Andrioli

Cuando me compré un Tudor Black Bay 41, mi primer reloj mecánico, descubrí una nueva pasión. Sobre todo, me apasionan los relojes icónicos con una historia interesante.

Ir al autor

Últimos artículos

Los mejores relojes de mujer por menos de 3000 €
03/04/2024
Guía del comprador
 5 minutos

Los mejores relojes de mujer por menos de 3000 €

De Barbara Korp
Relojes deportivos de Rolex
03/01/2024
Guía del comprador
 7 minutos

Relojes deportivos de Rolex

De Chrono24
ONP-463-Buyers-Guide-Rolex-Day-Date-2-1-ES
07/03/2023
Guía del comprador
 8 minutos

Guía del comprador Chrono24 para el Rolex Day-Date

De Sebastian Swart